NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS

05 de noviembre: exitosa jornada nacional de lucha contra las políticas de ajuste y recorte de Vizcarra

Miles de trabajadores se movilizaron en todo el país en contra de las políticas de ajuste y recorte que viene implementando el gobierno de Martín Vizcarra como la suspensión perfecta de labores, los ceses colectivos, la eliminación de la negociación colectiva para las y los trabajadores del sector público. Los manifestantes también se manifestaron por la eliminación del régimen CAS, entre otras medidas.

Cecilia Quiroz

Estudiante de Historia y militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores "CST"

Viernes 6 de noviembre

En Lima los trabajadores de construcción civil, del sector textiles, obreros de la empresa Backus, trabajadores de Gloria, trabajadores del sector salud, obreros municipales y de otros sectores llegaron hasta la Av. Abancay para expresar su rechazo a las medidas anti laborales que implementa Vizcarra en lo que va de la pandemia, las mismas que han contribuido a acrecentar los índices de desempleo y pobreza.

En el interior del país, también se desarrollaron movilizaciones en diversas regiones como Arequipa, Puno, Cusco, Trujillo, Tacna, etc. El gobierno ha respondido con una brutal represión en las regiones donde la movilización obrera fue más contundente, como es el caso de Lima y Arequipa, donde incluso han detenido a más de 10 trabajadores.

Como justificación a la represión que se vivió en estas regiones, el jefe de la región policial de Lima ha salido a señalar que: “Como estamos en estado de emergencia, las manifestaciones están prohibidas”. Este escenario de represión policial no es nuevo, hace parte de la cotidianidad con la que este gobierno enfrenta a quienes se manifiestan en contra de sus políticas. Recordemos que la violencia policial está avalada por la ley del “gatillo fácil” que fue aprobada vía decreto supremo por el ejecutivo y entro en vigencia la última semana de marzo de este año, como parte de las medidas punitivas para encarar la pandemia.

Esta jornada de lucha demuestra que, más allá de la tregua que le viene dando al ejecutivo la burocracia sindical y la izquierda reformista, la clase obrera está dispuesta a luchar contra este gobierno que solo defiende los intereses de los empresarios nacionales y extranjeros. En ese sentido y para desarrollar esta tendencia hacia la lucha de la clase obrera, hace falta fortalecer los niveles de organización desde las bases y exigir a las centrales sindicales para que convoquen cuanto antes a un encuentro nacional que nos permita discutir y aprobar, con plena democracia obrera, un plan de lucha y la organización de un gran paro nacional.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO