Política

TRIBUNA ABIERTA

Pronunciamiento de estudiantes peruanas en Córdoba sobre la situación en su país

Reproducimos aquí el pronunciamiento de dos estudiantes migrantes del Perú, quienes cursan sus estudios actualmente en la ciudad de Córdoba, Argentina, sobre la situación política y social que se vive en su país.

Victoria Lecaros

Universidad Nacional de Córdoba

Andrea Villalobos Rebaza

Terciario Manuel Belgrano

Lunes 16 de noviembre | 19:02

Frente a los hechos ocurridos estos últimos días en el Perú, consideramos de suma urgencia posicionarnos políticamente desde nuestra situación como migrantes, estudiantes y trabajadores que hoy nos encontramos lejos del país, que a pesar de residir en países extranjeros, no estamos exentos de los daños que la crisis política está llevando a cabo.

Al escuchar la noticia de la renuncia de Manuel Merino, exigimos la destitución del actual Congreso, que viene arrastrando una herencia de corrupción y fraude, avalando un gobierno benefactor de sectores burgueses y de constante sometimiento de la clase obrera y las y los estudiantes.

Manuel Merino (quien hasta antes de vacar al presidente de la república era presidente del Congreso), fue elegido como congresista con muy bajo porcentaje: El 3,2% de la población electoral de Tumbes que representa 5.271 votos. Más allá de la cuestionable representatividad, ya no se trata ni de Vizcarra ni de Merino, este pueblo enfurecido pide una nueva constitución y que se vayan todos.

Chile hasta hace poco fue un país elogiado por seguir un modelo neoliberal que “funcionaba a la perfección” en esta parte de América Latina, pero ese país de fantasía se vino abajo cuando millones de personas salieron a la calle a reclamar por sus derechos y exigir una nueva constitución que, al igual que en Perú, sigue vigente desde la época de dictadura. Hace poco en el país trasandino se votó el plebiscito para una nueva constitución, es algo que nos tendría que servir de ejemplo de que la lucha está en las calles.

Cabe destacar que este nuevo gobierno con el Congreso como cómplice, con ex funcionarios apristas y dinosaurios ultra conservadores, tendrá injerencia en temas claves como la reforma universitaria, la aprobación del presupuesto para el 2021, la elección de los magistrados para el Tribunal Constitucional y la devolución los fondos de la ONP (así como se hizo con las AFP).

El trasfondo de esta crisis política es una realidad donde crece el trabajo informal, el desempleo y persiste un ineficiente sistema de educación pública que junto a la privatización de la salud, son factores que llevan a muchos peruanos y peruanas, como nosotras, a dejar sus hogares en búsqueda de mejorar sus situaciones.

Tener en nuestras vidas diarias dos escenarios políticos convulsionados, tales como el argentino y el peruano, nos pone en una situación de doble responsabilidad política. Si bien tenemos una realidad concreta en este país, no podemos ni debemos olvidar de dónde venimos y la memoria colectiva que posee la comunidad migrante peruana, que es una de las más numerosas aquí.

Frente a esta problemática, vemos que las distintas corrientes políticas establecidas no dan una respuesta concreta, perpetuando así este sistema corrupto, donde encontramos una pseudo izquierda corroída que responde a los intereses más bajos del capitalismo y le da la espalda a los sectores populares, una vez más poniendo sus ganancias por encima de nuestras vidas.

Por esta falta de representatividad política y el historial presidencial que asola el panorama de crisis de las últimas décadas, reconocemos la importancia y necesidad del levantamiento que se está dando en las calles peruanas, donde multitudinarias marchas se organizan como respuesta a la vacancia de Martín Vizcarra a 5 meses de las elecciones presidenciales del 2021.

Repudiamos el accionar violento y desenfrenado que está llevando adelante la policía nacional del Perú, reprimiendo con gases lacrimógenos, perdigones y balas al aire, cuando desde el primer momento se propusieron marchas pacíficas y respetando el distanciamiento social a raíz del covid-19, por eso reafirmamos y exigimos: ¡no
a la criminalización de la protesta! La ley de`gatillo fácil´ promulgada por Martin Vizcarra, no es más que la legalización de la violencia de parte de las fuerzas represivas hacia la población civil, que al día de hoy ya dejó un saldo de dos jóvenes asesinados por el brutal ataque policial en las manifestaciones, más de 60 heridos y la Coordinadora Nacional de DD.HH reportó 40 desaparecidos tras la represión policial.

Ante esto nuestra postura es clara y sabemos que los roles de las fuerzas represivas son defender al Estado ante situaciones de crisis para ejercer mayor control social y que siempre salen en defensa de las minorías y de la burguesía. Hemos sido testigos que en lo que va de la cuarentena ha habido un aumento de la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad, como pasó en EEUU y en respuesta a aquello, salió el movimiento Black Lives Matter a tomar las calle por el asesinato de George Floyd y no solo esto, sino el hostigamiento policial que sufre la comunidad afroamericana que es un hecho histórico y sistemático.

Apostamos a que las consignas llevadas adelante por un amplio sector de manifestantes como "Que se vayan todos", sean acompañadas con una estrategia de la clase obrera, con un paro general en el que se apoyen las demandas del pueblo trabajador y que se dialogue con distintos grupos que levantan este lema, tomando en cuenta a los sectores más vulnerables para que no caiga en el centralismo institucional de siempre.

Apoyamos enfáticamente la moción de nuestro y nuetras compañeras de la CST (Corriente Socialista de las y los Trabajadores) de exigirle a la CGTP que llame a un paro nacional masivo hasta ver caer la actual constitución fujimorista.

Es por eso que en este contexto político y social, pedimos una asamblea constituyente libre y soberana, ésta es la única respuesta democrática ante la situación, levantando un programa que beneficie al conjunto de la clase obrera, desocupados y mayorías populares.

A un año de los levantamientos en Chile y el amplio repudio al golpe de estado boliviano, celebramos el despertar de la población peruana, autoconvocada y guiada por el sentimiento de hartazgo de este sistema capitalista, y con miras a construir un nuevo escenario político y con la convicción que generaciones futuras puedan disfrutar plenamente de la vida.

A quienes están en las calles ahora, nuestro más profundo cariño y fuerza. A nuestros y nuestras camaradas de la CST, nuestra gratitud y apoyo siempre. La clase obrera es una y sin fronteras.






Temas relacionados

Crisis política en Perú   /   Colegio Manuel Belgrano   /   UNC   /   Perú   /   Universidad   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO