Mundo Obrero Perú

NUESTRAS VIDAS VALEN MÁS QUE SUS GANANCIAS

Saga Falabella violenta derechos de sus trabajadores para seguir acumulando ganancias

La semana que pasó, trabajadores de Saga Falabella protestaron contra los abusos de los empresarios de este sector, quienes en los dos últimos años no firman el convenio de negociación colectiva, vulnerando así el derecho a la libertad sindical y a la organización colectiva, y todo ello para mantener sus ganancias a costa de la sobre explotación laboral. Para conocer sobre esta importante lucha entrevistamos a Fernando Sevilla, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Saga Falabella.

Cecilia Quiroz

Bachiller en Historia, militante de Pan y Rosas Perú y la CST

Miércoles 30 de diciembre de 2020 | 16:15

Durante el aislamiento social obligatorio, Saga Falabella dejó en la calle a miles de trabajadores de medio tiempo, también conocidos como trabajadores “part time”. Sus actividades en los centros de distribución se reanudaron a mediados de abril, en ese momento el Sindicato de Trabajadores de Saga Falabella – SUTRASAF, denunció la forma como esta multinacional, en complicidad con el gobierno de turno, no acató el aislamiento social,obligando a sus trabajadores a ir a laborar sin implementar los protocolos de bioseguridad necesarios para evitar los contagios.

La denuncia del SUTRASAF hizo que la SUNAFIL inspeccione el Centro de Distribución - CD (Villa el Salvador) y reciba una sanción. Sin embargo, estos no fueron los únicos atropellos que cometió Saga Falabella en lo que va de la pandemia.
En mayo, en pleno auge de la pandemia, Saga Falabella decidió cerrar el área de call center Chile que laboraban desde Lima, dejando en la calle a 120 trabajadoras y trabajadores.

Fernando Sevilla, secretario general del SUTRASAF nos manifiesta que: “la empresa pretendía llegar a un mutuo disenso, es decir, que mis compañeros acepten las condiciones de la empresa. Para lo cual les propusieron pasar a trabajar al Call Center Atento, sin estabilidad y con contratos temporales que se renuevan cada tres meses, lamentablemente solo 21 trabajadores no aceptaron estas condiciones y los enviaron a trabajar a tienda, negándoles una serie de derechos ya ganados como un horario fijo, y hoy la empresa los envió a laborar a lugares muy alejados de sus domicilios, cambiándoles constantemente sus horarios de trabajo”.

Leé también Trabajadoras de Falabella son despedidas y quienes aún trabajan, lo hacen sin las condiciones sanitarias básicas

En agosto, el SUTRASAF denunció que 50 de sus compañeros y compañeras perderían el trabajo por el cierre de una de las tiendas de Saga Falabella, ante este hecho ellos propusieron que:

“ante el cierre definitivo de la tienda La Merced los trabajadores que laboraban aquí sean reubicados en otras tiendas respetando sus derechos adquiridos”.

Ante esta situación, la empresa arremetió contra los trabajadores, como bien nos cuenta Fernando Sevilla:

“la empresa presionó para que acepten sus despidos y quienes no lo hicieron, en represalia, fueron enviados a tiendas muy alejadas de sus domicilios, generándoles mayores gastos en pasajes y la perdida de mayor tiempo en el traslado hacia su nuevo centro de labores”.

La empresa, desde que reanudó sus actividades en las tiendas físicas, ha empezado a realizar descuentos en el salario de sus trabajadores y trabajadoras. Por esa razón, en muchos casos los trabajadores han recibido una boleta con cero soles y en otros casos perciben la mitad del sueldo mínimo, con lo cual es imposible llegar a fin de mes. Esto hace que la lucha por la condonación de horas y por el pago total del salario sea una de las demandas más sentidas de los trabajadores de este sector.

Contradictoriamente a la difícil situación que padecen sus trabajadores, Saga Falabella, solo en el 2019, facturó 125 millones como utilidades líquidas y durante la pandemia nunca pararon de vender, por tanto, siguieron acumulando ganancias, lo cual les permite tener los recursos suficientes para pagar el salario íntegro a sus trabajadores y trabajadoras.

Sin embargo, la realidad es otra. Se acaba el 2020 y el SUTRASAF desde el 2019 no firma la negociación colectiva, por la negativa de la empresa a incorporar las demandas de las y los trabajadores.

Además de ello y para quebrar al sindicato, la empresa Saga Falabella viene implementando una estrategia de discriminación sindical desde enero del 2021, la cual consiste en aumentarles 60 soles en el salario a los trabajadores que no estén sindicalizados. Frente a esto la SUNAFIL y el ministerio de Trabajo mantienen un silencio cómplice.

Basta de abusos patronales de empresas como Saga Falabella que se enriquecen con la sobre explotación de sus trabajadores y que, en la práctica, desconocen y violentan derechos laborales fundamentales como la negociación colectiva y el derecho a la libre sindicalización. Luchemos por la condonación de las horas de trabajo y por el pago total del salario a los trabajadores.

Este lunes 21 de diciembre se realizó el platón de las y los trabajadores de Saga Falabella y Ripley en San Isidro....

Publicado por La Izquierda Diario Perú en Lunes, 21 de diciembre de 2020






Temas relacionados

Francisco Sagasti   /   Sagafalabella Perú   /   Mundo Obrero Perú   /   Perú

Comentarios

DEJAR COMENTARIO