×
×
Red Internacional

Qatar 2022. Achraf Hakimi, el jugador que aman en Marruecos por mucho más que el fútbol

El marroquí, compañero de Messi en el PSG, es noticia por ir a buscar a su mamá tras superar a Bélgica.

Lunes 28 de noviembre de 2022 | Edición del día

Termina el partido en el estadio Al-Thumama y el jugador marroqí Achraf Hakimi corre hacia la tribuna. Uno de los jugadores más destacados en la victoria de Marruecos por 2 a 0 ante Bélgica, fue a besar a su madre Saida.

La imágen recorre el mundo, muchos medios la catalogaron como “la más tierna del Mundial”, pero hay mucho más detrás. La relación de Hakimi con sus padres fue determinante para que el actual jugador del Paris Saint Germain elija a Marruecos, el país de origen de su familia, en lugar de jugar para la selección española, algo que podría haber hecho ya que nació en Madrid.

Al hablar de su familia Acharf siempre explicó que "Mi madre limpiaba casas. Mi padre era vendedor ambulante. Que yo practicara fútbol era un sueño para mí y un sacrificio para ellos. Éramos muy pobres. Ahora yo lucho por ellos". Lo relatado por Hakimi es en resumen la historia de muchos hijos de migrantes en Europa.

También vivió y vive el racismo que sufren los migrantes y sus hijos en Europa: "Aun teniendo mi DNI y mi pasaporte, da igual. Ven un nombre árabe, ven tu cara marroquí. Hacen cosas racistas.". Esa discriminación se expresa especialmente como racismo institucional, y así lo relata "Puedo ir en coche... y nos para la Policía. Piensan que somos gente que roba coches.".

Pero Hakimi es uno de los jugadores más queridos en Marruecos no solo por el fútbol, también lo es por sus posturas políticas.

Esas posturas también llevaron a que en Israel lo abuchean cada vez que va a jugar, la última en septiembre cuando el PSG jugó contra el Maccabi Haifa. ¿El motivo? El apoyo público de Achraf a la causa Palestina contra la ocupación y la opresión israelí.

Hakimi es uno de los hijos de migrantes que llegan a Europa buscando un futuro mejor, algo que en sus países, saqueados por las multinacionales, no encuentran. El caso de Achraf es mucho más simbólico, nacido en el Estado español, juega para Marruecos, país donde hay dos enclaves coloniales españoles; Ceuta y Melilla.

En esas ciudades españolas, en territorio marroquí, los migrantes intentan ingresar cruzando la valla que actúa como muro. Miles migrantes son expulsados de forma inmediata, lo que se llama "devoluciones en caliente".

Este tipo de "devoluciones" están totalmente prohibidas por el Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH) y es parte de lo que quieren lograr que empiece a ser permitido las fuerzas de la derecha europea.

La victoria de Marruecos contra una de las selecciones destacadas de Europa generó festejos de jóvenes magrebies en Bruselas que terminó con un fuerte operativo represivo ya que la policía y las autoridades, como dijo Hakimi “Ven un nombre árabe, ven tu cara marroquí” y responden con racismo.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política