×
×
Red Internacional

Panorama económico. Blanqueo de capitales: Massa sale a la caza de los dólares y premia a los fugadores

El ministro de Economía firmó el pacto con el embajador Stanley para acceder a los movimientos de las cuentas de argentinos en ese país. El Gobierno impulsa un proyecto de ley de blanqueo de capitales, nuevo beneficio para aquellos que se llevaron la riqueza del país, mientras empeoran las condiciones de vida de las mayorías populares.

Viernes 9 de diciembre de 2022 | Edición del día
Foto: Ministerio de Economía.

Sergio Massa, ministro de Economía de la Nación, firmó el pasado lunes un acuerdo de intercambio de información fiscal con el embajador de Estados Unidos Marc Stanley. Falta la reglamentación que la AFIP deberá publicar para conocer los períodos de tiempo que quedarán sujetos al intercambio. El convenio entra en vigencia el 1° de enero.

Antes de fin de año el oficialismo enviará al Congreso un Proyecto de Ley de Blanqueo y busca regularizar los U$S 100.000 millones que, se calcula, los argentinos poseen en el país estadounidense. El Congreso debatirá otro beneficio para los fugadores en vez de discutir un proyecto para mejorar salarios, jubilaciones, programas sociales, que pierden por goleada ante la inflación.

Se trata de una nueva concesión a los dueños del país, que evadieron impuestos y se suma al beneficio del dólar soja 2, que mejora los ingresos de las patronales agrarias mientras el Gobierno persigue y ajusta a los trabajadores que cobran el Plan Potenciar. Los grandes empresarios siguen de fiesta.

Es una fiesta para pocos. Esta semana la Universidad Católica Argentina (UCA) publicó un informe que revela un aumento de los trabajadores pobres este año a 29,8%, es decir que tres de cada diez trabajadores es pobre. El jueves próximo el Indec dará a conocer la inflación de noviembre. Si bien se espera sea menor al 6% de octubre igual se mantendrá en niveles elevados. En tanto, Massa pisa el acelerador del ajuste y aplaude el FMI, que aprobó las metas del acuerdo.

Te puede interesar: Salvia: “En los últimos doce años hubo casi 7 millones de personas que cayeron en la pobreza”

Blanqueo: nuevo regalo para los grandes empresarios

Desde 1983 hasta acá se realizaron cinco blanqueos de capitales en el país: Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Cristina Kirchner en dos ocasiones y Mauricio Macri, donde ingresaron amigos, empresarios y familiares de funcionarios de Cambiemos. El kirchnerismo cuestionó el blanqueo cambiemita, pero este Gobierno prepara un nuevo regalo para los fugadores. Parece que hay blanqueos y blanqueos.

Bajo esta gestión también se reglamentó la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, un régimen de blanqueo para la construcción. Además, se incorporaron en el Presupuesto 2023 dos artículos para ampliar el blanqueo vigente con destino a la construcción de los inmuebles usados.

Te puede interesar: Sequía récord: causas y consecuencias del avance del extractivismo agropecuario en la Argentina

El Gobierno espera con este blanqueo aumentar sus recursos en una situación de sequía de dólares y limitado por el acuerdo con el FMI, que exige un mayor ajuste fiscal. El blanqueo de Macri logró el ingreso de alrededor de U$S 100.000 millones, muchos celebraron que fue un blanqueo exitoso. Sin embargo, los dólares se escurrieron y la contracara fue el aumento del endeudamiento. Las grandes empresas, lejos de invertir, aprovecharon los beneficios de la era macrista para fugar recursos. Según un informe del Banco Central entre enero de 2016 y octubre de 2019 la formación de activos externos conocido como “fuga de capitales” alcanzó los U$S 86.200 millones. Del listado de los 100 mayores fugadores que Horacio Verbitsky publicó El Cohete a la Luna están: Telefónica, Pampa Energía, Wester Union, American Express, General Motors, Grupo Clarín, Techint, Arcor, Aceitera General Deheza, entre otras.

Beneficiados del blanqueo de Macri: la familia Rocca dueños de Techint, el empresario Alfredo Coto, el clan Macri junto a Caputoy Marcelo Mindlin, entre otros.
Beneficiados del blanqueo de Macri: la familia Rocca dueños de Techint, el empresario Alfredo Coto, el clan Macri junto a Caputoy Marcelo Mindlin, entre otros.

Especialistas advierten que hay que conocer la letra chica del proyecto de ley para anticipar si el Gobierno podrá cazar los dólares que necesita y mejorar la recaudación como espera, pero en una economía atada con alambres como la actual y en un mundo turbulento parece difícil que suceda.

Fuga: ¿dónde están los dólares?

Según el último informe disponible del Indec del segundo trimestre de 2022 la economía argentina registró una posición de inversión internacional neta positiva de U$S 110.747 millones. Esto significa que el país es acreedor frente al resto del mundo. También se puede decir que es la riqueza nacional que financia al resto del mundo. Hay dólares, pero no están en el país.

La Posición de inversión internacional (PII) es un estado contable estadístico que exhibe de manera resumida el valor de las tenencias de activos y pasivos financieros externos de una economía frente a los no residentes. Como detalla el Indec el saldo positivo de la PII denota una posición acreedora frente al resto del mundo y un saldo negativo una posición deudora.

En realidad si se analiza de cerca ese dato, el sector público tiene una posición (PII) neta deudora de U$S 93.410 millones (entre el Banco Central y el Gobierno General) frente al resto del mundo, mientras que el sector privado no financiero (Otros sectores) sostiene una PII neta acreedora de U$S 209.019 millones, es decir, que tiene más activos en el exterior que pasivos. Según publicó la contadora Magdalena Rua en un artículo publicado en El Cohete a Luna “el sector privado residente es acreedor frente al mundo, siendo la fuga de capitales uno de los principales destinos improductivos del excedente económico del país”. Los dólares que faltan están en manos de los dueños del país en el exterior. Según el informe del Indec el sector privado (no financiero) tiene activos acumulados en el exterior por U$S 359.259 millones y el sector privado financiero posee U$S 6.295 millones, en el segundo trimestre de 2022, según la PII. Rua explica que esta metodología oficial tiende a subestimar la fuga de capitales ya que se elabora a partir de relevamientos y encuestas, o sea hay subdeclaración o se excluyen ciertos activos. Según calculó Basualdo y la especialista citada, los activos acumulados en el exterior, entre 1970 y 2019, por el sector privado residente arrojan un monto mayor a U$S 431.267 millones. La fuga es mayor al PIB de Argentina (es decir, la riqueza que producen las trabajadoras y trabajadores cada año).

Este no es un problema nuevo. El libro Endeudar y Fugar, editado por Eduardo Basualdo, describe a cincuenta grupos que fugaron capitales al calor de la crisis de 2001: Pérez Companc, Telefónica de Argentina, Repsol, Telecom, Nidera, Shell y sigue la lista.

Durante los gobiernos kirchneristas (2003-2015), según el Banco Central se fueron del país U$S 98.000 millones en concepto de “formación de activos externos” (fuga de capitales). Como señalamos antes también hubo fuga durante el macrismo, y los nombres de las empresas se repiten.

Te puede interesar: Los bancos, demasiado importantes para seguir en manos privadas

Sus cómplices son los bancos, que son un canal de la fuga de capitales. Una investigación del Congreso concluyó que el 75 % de los montos fugados en 2001 al exterior se canalizaron a través del Citibank, BBVA Francés, Banco de Galicia, Banco Río (actual Santander), Banca Nazionale del Laboro y el HSBC. Por eso es necesaria la nacionalización del sistema bancario en una banca estatal única, en manos de la clase trabajadora de las entidades en su administración para proteger el ahorro nacional de los grandes especuladores, y para canalizar los recursos en función de las necesidades sociales más acuciantes.

En los últimos años fueron noticia las filtraciones de Panama Papers, BahamaLeaks, Pandora Papers donde se develó el entramado de los paraísos fiscales mostrando como utilizaban este mecanismo los empresarios del país y también de todo el mundo, además de políticos, celebridades, deportistas y otros, para evadir y lavar dinero. La evasión de impuestos, el fraude fiscal y el lavado de dinero proveniente del crimen no es algo particular del empresariado argentino, sino que es una práctica mundial que está en el ADN de cómo funciona el sistema capitalista global.

Te puede interesar: ¿Qué alcance tienen los Pandora Papers en Argentina? Responde Iván Ruiz, Infobae


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política