×
×
Red Internacional

En la última asamblea realizada en la Casa Socialista del Barrio Padre Carlos Mugica, en la Villa 31, se votó entre varias resoluciones, llevar adelante una gran campaña de apoyo a los trabajadores del neumático.

Domingo 2 de octubre | Edición del día

Así fue como distintos lugares de estudio y trabajo se llenaron de fotos en solidaridad y apoyo para rodear de fuerza esta pelea enorme. Entre ellos las y los aeronáuticos de GPS y los ex trabajadores de Latam, del puerto de Buenos Aires y del ámbito educativo como la escuela La Banderita de la Villa 31. Se sumó también el apoyo de estudiantes de distintas facultades como las de Exactas, Arquitectura y Diseño de Ciudad Universitaria, Derecho, Ciencias Sociales de la UBA, y los vecinos del barrio así como vecinas de la ex Toma Fuerza de Mujeres que vienen organizándose por su derecho a vivienda digna y trabajo con derechos. En la semana además estuvieron acercándose al ministerio a acompañar a los trabajadores en su lucha.

Te puede interesar: Organizate. Vecinos y trabajadores de la villa 31 proponen hacer una gran asamblea de toda la ciudad

Estos sectores que fueron parte del espacio de la asamblea tienen también sus propias demandas. Desde los aeronáuticos que vienen enfrentando los intentos de la burocracia sindical de sabotear su comisión interna en el caso de los tercerizados de GPS como los de LATAM por la continuidad laboral dentro del gremio aeronáutico. Por su parte, los estudiantes de Derecho, Fadu y Sociales que no se resignan a que sus conocimientos vayan para favorecer a los empresarios e inmobiliarias. También las docentes de la Banderita que defienden una mejor educación para los pibes y pibas del barrio, y los vecinos y vecinas de la 31 que no quieren vivir hacinados sin poder alimentar a sus hijos.

Una de las conclusiones que sacaron quienes se vienen organizando territorialmente es que coordinar las peleas y demandas de cada lugar, fortalece cada uno de los reclamos: porque nadie se salva solo. La pelea de los trabajadores del neumático despertó la solidaridad de clase y las conclusiones sacadas previamente tomaron forma. Como dicen los carteles: si gana el neumático, ganamos todos. Y hoy todos estos sectores se encuentran en mejores condiciones para pelear por sus demandas y enfrentar el ajuste del gobierno, del FMI y la oposición de derecha.

Te puede interesar: Coordinación y organización. Docentes se solidarizaron con la lucha de los trabajadores del puerto

Porque los trabajadores del neumático demostraron que se le puede torcer el brazo a los empresarios. Mientras de un lado las campañas de odio fogoneadas por los medios y la derecha pedían balas y represión, por abajo desde la Villa 31 hasta las universidades y lugares de trabajo iba creciendo el apoyo que permanecía alerta en cada una de las negociaciones. ’’Somos todos personal neumático, somos un equipo y nos ponemos la 10” decía una vecina de la 31 entre los tantos mensajes que circularon preguntando dia a dia como venia la negociación.
Así como criminalizaron a los trabajadores del neumático, en el mismo día el gobierno de la ciudad también reprimió a los sectores desocupados en el puente Pueyrredón, muchos de ellos se acercaron al ministerio a dar su apoyo.

El conflicto del neumático logró triunfar por un lado por la moral y la predisposición de los propios obreros, que con bloqueos de portones, movilizaciones y acampes, consiguieron este triunfo. Pero también por la enorme campaña de solidaridad que entendió que si ganaban los trabajadores del neumático, ganaba toda la clase obrera ocupada y desocupada.

Éstas, y más conclusiones, queremos llevarlas a la Asamblea de Asambleas que se propuso desde la Villa 31 el próximo 12 de noviembre.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política