Política Perú

Opinión

Crisis en el gabinete Bellido: La presión mediática y la renuncia de Héctor Béjar

Luego de excluir de las comisiones sectoriales del congreso a los representantes de la izquierda parlamentaria, y después que se diera la repartija de estas comisiones por parte de la derecha y la ultraderecha, el ministro de Relaciones Exteriores Héctor Béjar renunció a su cargo tras la presión mediática que ha realizado la Marina de Guerra contra él. Con la renuncia de Béjar se trató de evitar el voto de censura del congreso, sin embargo, se terminó cediendo una vez más a la derecha y a la ultraderecha la cual empieza a ganar terreno.

Rosa Zapata

Militante de la Corriente Socialistas de las y los Trabajadores "CST" de Perú

Miércoles 18 de agosto | 10:33

El Ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar, es un catedrático y sociólogo de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Antiguo guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la década del 60 y compañero del poeta Javier Heraud, fue amnistiado por el General Velasco e incorporado al SINAMOS como activo militante a favor del régimen velasquista. Siendo parte del gobierno de Velasco, no condenó la represión militar que este general del ejército hiciera al movimiento obrero en pie de lucha contra la patronal norteamericana en la mina Cerro de Pasco Corporation en Huancavelica que desencadenaría la Masacre de Cobriza y cientos de obreros presos y detenidos, ni tampoco participó en el paro obrero y popular de julio de 1977, pues su principal reivindicación fue apoyar la reforma agraria que promovió Velasco mas no las luchas obreras. Luego de su experiencia política en el gobierno de Velasco, Béjar se retira de la política y asume una vida académica como catedrático.

Béjar condenó, en diversas oportunidades, el terrorismo de Sendero Luminoso en los años 80, señalando que “estoy convencido de que Sendero Luminoso ha sido obra en gran parte de la CIA y de los servicios de inteligencia” [1]. El gobierno de Pedro Castillo decidió nombrarlo Ministro de Relaciones Exteriores, y dentro de sus primeras acciones dio por terminada la conformación del Grupo de Lima, y promovió el Grupo de Contacto en abierta oposición a los gobiernos de derecha latinoamericanos que apoyan la posibilidad de una intervención armada americana en Venezuela.

Luego de un breve periodo de 2 semanas en el poder, Béjar ha decidido renunciar a su cargo tras la presión mediática que ha realizado la Marina de Guerra contra él, luego que se hiciera pública las declaraciones que diera años antes de asumir el cargo de Canciller sobre una presunta financiación de la CIA y del gobierno de Estados Unidos a Sendero Luminoso. Béjar también señaló que la Marina de Guerra habría financiado y orquestado proyectos terroristas antes de la década de los ochenta y fomentado el terrorismo de Estado. Es importante señalar que Béjar no es el único intelectual que sostiene esta tesis. Autores como Ricardo Uceda en su libro “Muerte en el Pentagonito” detalla la represión militar clandestina sostenida durante el régimen de Alberto Fujimori, que fue heredada de las prácticas de algunos generales del Ejército Peruano y de la Marina de Guerra en funciones vinculados al Plan Cóndor en la década de los años 70. De igual forma, el historiador Antonio Zapata en su libro “La caída de Velasco” también da cuenta de esta situación.

El complot de la derecha y la presión mediática para desestabilizar al gobierno, por meros comentarios sacados de contexto y por la mera postura de algunos funcionarios del gobierno, comienza a tener repercusiones negativas para el ejecutivo. Llama la atención que el ex Canciller Béjar no haya presentado sus descargos ni se haya pronunciado sobre las afirmaciones que diera en aquel video, teniendo la facultad de hacerlo. Con su renuncia, y con la aceptación de la misma por parte del Presidente Pedro Castillo, el gabinete entra en una primera crisis ministerial, debilitándose ante la opinión pública.

Leé también Perder sin luchar: lo que nos deja la renuncia de Héctor Bejar a la Cancillería

¿Qué reflexiones nos trae esta primera crisis del gabinete?

Mientras que los dirigentes del partido oficialista intentan conciliar y cogobernar junto a personajes de la tradicional derecha neoliberal como Julio Velarde, alentando su permanencia en el Banco Central de Reserva [2], además de establecer una alianza estratégica con los empresarios bolivianos y los capitalistas chinos a quienes han asegurado mayores y mejores inversiones mineras con licencia social [3] para evitar, en palabras de Vladimir Cerrón, una transición drástica del sistema neoliberal hacia su modelo de “economía popular con mercados”, los trabajadores que luchan contra el abuso y arbitrariedad de la burguesía nacional, las comunidades campesinas y los pueblos originarios que luchan contra la mafia de la minería ilegal en la selva y contra la contaminación de la megaminería transnacional china, canadiense y brasileña en provincias siguen exigiendo demandas concretas que el Ejecutivo no está atendiendo con celeridad.

Actuar de esta manera, nos parece que es un grave error del ejecutivo y del gabinete Bellido, quienes pretenden mostrarse como un gobierno moderado cogobernando con la derecha (pese a que la derecha no los quiere), y en ese intento de unidad nacional favorable a la “gobernabilidad” no atienden el pedido de los trabajadores y demás sectores en pie de lucha que apoyaron al partido oficialista en segunda vuelta, generando desconcierto entre las bases obreras y campesinas.

No atender con celeridad el pedido de los trabajadores para eliminar la suspensión perfecta de salarios, no proponer la eliminación del régimen de ceses colectivos, ni proponer la eliminación de la tercerización laboral en todo nivel, y sobretodo no exigir a la megaminería transnacional (incluida la minería china) que cese la contaminación ambiental, que pague sus multas por infracciones ambientales y laborales, y que le devuelva las tierras expropiadas a los campesinos como sucede en el Corredor Minero de las Bambas, podría hacer que el gobierno y el gabinete Bellido pierda rápidamente popularidad.

La prioridad del gobierno en este momento es enfocarse en la “gobernabilidad estratégica” con la patronal “más nacionalista” y con la burguesía transnacional que ellos consideran “más amigable” como la burguesía china, pero no está priorizando una atención inmediata de las reivindicaciones obreras y populares quienes enfrentan directamente las consecuencias de la crisis económica provocada por las medidas de ajuste neoliberal. Un claro ejemplo de ello es el Oficio N°554-2021 que el Ejecutivo ha enviado al Congreso rechazando la norma que permitiría la protección de las cabeceras de cuenca hidrográficas y una urgente remediación ambiental de los ríos, prohibiéndose cualquier actividad minera o central hidroeléctrica en estos puntos clave para la protección del medio ambiente y la salud de las comunidades campesinas. El ejecutivo ha rechazado esta ley bajo el argumento que “El Ministerio del Ambiente ya tiene un proyecto al respecto y ha establecido un sistema multisectorial para evaluar los proyectos de inversión de forma aislada” [4].

La salida de Bejar de Cancilleria, por tanto, nos parece que deslegitima al gobierno, desconcierta y desmoviliza a los sectores que respaldaron a Castillo y que no ven un cambio concreto a su situación laboral y a sus derechos medioambientales, y favorece a la derecha y a los sectores de la ultraderecha que ya han iniciado una campaña de demolición y desestabilización del gobierno.

Por como vienen sucediendo los hechos, podemos inferir que la derecha y la ultra derecha en el parlamento no van a cesar en sus intentos desestabilizadores del ejecutivo, y para ello seguramente trataran de censurar a mas ministros del “gabinete Bellido” para finalmente ir por el mismo Pedro Castillo, pues lo que estarían buscando es deslegitimar ante el pueblo a este gobierno que en las elecciones pasadas emergió como una alternativa de cambio. En ese sentido, existe la posibilidad que la derecha apueste a la caída de Castillo, y que cuando esto se dé, el gobierno esté tan deslegitimado socialmente que buena parte de los pobladores que lo apoyaron en primera y segunda vuelta le terminen dando la espalda. Y si la derecha y los sectores reaccionarios ganan terreno, esto tiene que ver con las concesiones que en la práctica les da el gobierno de Castillo y el Partido Perú Libre, quienes van de tumbo en tumbo amparados en su lógica de construir un gobierno de “unidad nacional” con los empresarios.

Referencias:

1. Ver la entrevista completa: https://www.youtube.com/watch?v=TQPKIBtWtpc

2. Declaraciones de Vladimir Cerrón “Yo sugerí permanencia de Julio Velarde en el BCR” https://elcomercio.pe/politica/gobierno/vladimir-cerron-pedro-castillo-yo-sugeri-la-permanencia-de-julio-velarde-en-el-bcr-hable-con-el-peru-libre-nndc-noticia/

3. Noticia Andina. “Ministro de Energía y Minas se reúne con empresarios chinos”. https://andina.pe/agencia/noticia-ministro-energia-y-minas-se-reune-empresas-chinas-operan-peru-855884.aspx

4. Ver el Oficio N°554-2021 y las razones del Ejecutivo para rechazar la norma que Protege los Ríos de la megaminería: https://drive.google.com/file/d/1HFn2AoxoRqKRrZ4zPBGxVEkS_VL1hKc0/view?fbclid=IwAR2AqLeoaQ7qz4ocw0bdaaOqn0Eg8GKrFIemj-idBBKuXLDXPC5thRmoK7k






Comentarios

DEJAR COMENTARIO