ELECCIONES 2021

Dirigente magisterial Pedro Castillo encabeza preferencias electorales y pasa a segunda vuelta

Según el conteo rápido de la empresa IPSOS (al 100%), el profesor Pedro Castillo de la agrupación política Perú Libre, encabeza las preferencias electorales con el 18,1%, con lo cual sería el primer candidato en pasar a la segunda vuelta, la misma que se llevará a cabo en dos meses.

Lunes 12 de abril | 14:24

Por el segundo lugar aún se mantiene una fuerte disputa, sin embargo, Keiko Fujimori, la hija del ex dictador Alberto Fujimori - hoy preso por delitos de corrupción y por los asesinatos de los estudiantes de La Cantuta – con el 14,5 de los votos a su favor, pasaría junto a Castillo a la segunda vuelta. Muy pegado a Keiko Fujimori y peleando por el segundo lugar se encontraría el ultra conservador Rafael López Aliaga del partido Renovación Popular con 12,2% de votos.

Más alejados de los de arriba y, por tanto, con menos posibilidades de pasar a la segunda vuelta estarían Hernando de Soto del partido Avanza País con el 10.7% y Yonhy Lescano de Acción Popular con el 9.8%. Ya sin ninguna posibilidad de disputar arriba, se encuentran Verónika Mendoza del centro izquierdista Juntos por el Perú con el 7.9% y el ex militar Daniel Urresti de Podemos Perú con el 5.9%.

Más atrás están los partidos que pasan la valla electoral casi raspando, dentro de los cuales estarían Victoria Nacional del ex portero de Alianza Lima George Forsyth que alcanzó el 5,6%; y Alianza para el Progreso del millonario César Acuña Peralta quien habría logrado un 5,5% del total de votos emitidos. Luego vienen los que no pasan la valla pero que sí tendrían presencia en el parlamento, aquí tenemos al Partido Morado de Julio Guzmán (partido del actual presidente Sagasti) quien obtiene el 2,1% y el partido Somos Perú donde postula el ex presidente Martin Vizcarra al congreso, el cual habría obtenido el 1,7%.

Entre los partidos que pierden su inscripción electoral, tenemos al Partido Nacionalista del ex presidente Ollanta Humala que apenas alcanzó el 1,5%; Unión por el Perú de José Vega con el 0,8%; Renacimiento Unido de Ciro Gálvez con el 0,7%; Frente Amplio de Marco Arana con el 0,4%; Perú Patria Segura de Rafael Santos con el 0,4%; y Democracia Directa de Andrés Alcántara con el 0,3%.

Fragmentación parlamentaria

Estos resultados volverán a reproducir un parlamento altamente fragmentado, lo cual, como mencionan los especialistas, dificultará la gestión del nuevo gobierno que surgirá de la segunda vuelta. A esta fragmentación parlamentaria, se sumará el alto descontento social que se vive en el país a raíz de la crisis económica y sanitaria, lo cual hace prever que la profunda crisis política, lejos de estabilizarse, se profundizará significativamente.

En ese marco de alta fragmentación, el nuevo periodo legislativo 2021-2026 estaría conformado por 11 grupos políticos diferentes. Dentro de los cuales destacan: 28 congresistas de Perú Libre (Pedro Castillo); 23 congresistas de Acción Popular (Lescano); 16 congresistas de Fuerza Popular (Keiko Fujimori); 14 congresistas de Alianza para el Progreso (Cesar Acuña); 11 congresistas de Renovación Popular (López Aliaga); 10 congresistas de Avanza País (Hernando De Soto); 8 congresistas de Juntos por el Perú (Verónika Mendoza); 5 congresistas de Victoria Nacional (George Forsyth); 5 congresistas de Somos Perú (Salaverry-Vizcarra); 4 congresistas del Partido Morado (Julio Guzmán-Sagasti).

¿Quién es Pedro Castillo y cómo llegó hasta aquí?

Pedro Castillo es docente de educación primaria en la región Cajamarca, y además es dirigente del sector mayoritario del magisterio peruano.

Como se recuerda, los docentes bajo su dirección llevaron adelante el 2017 una masiva y contundente huelga contra las políticas educativas del entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski y contra la burocracia sindical dirigida por el partido Patria Roja que controla los fondos de la instancia previsional de los maestros denominada Derrama Magisterial. Patria Roja en estas elecciones participó en el frente Juntos por el Perú dirigido por Verónika Mendoza.

Pedro Castillo, quien postuló por las filas del partido Perú Libre liderado por Vladimir Cerrón, hasta donde tenemos conocimiento, no tendría una militancia real en este partido, al cual habría llegado como invitado por su condición de dirigente magisterial y líder de la gran huelga docente del 2017.

Su condición de dirigente nacional del magisterio, llevó a que los profesores de todo el país se convirtieran en el principal soporte organizativo de su campaña electoral, por eso y por el fuerte arraigo que tiene en las bases magisteriales, Castillo tuvo presencia en todo el país y ganó en la mayoría de las regiones, incluso en algunas regiones de la sierra logró resultados categóricos que superan el 50% de los votos. Cabe mencionar, por ejemplo, que, en regiones como Cusco, de donde es Verónika Mendoza, Castillo la superó considerablemente por más de 20% de diferencia, lo mismo ocurrió en Puno, donde derrotó a Yonhy Lescano quien es natural de esta región altiplánica.

Otra de las razones que habría llevado a su rápido ascenso electoral, tendría que ver con el gran descontento que existe por parte de un sector importante de la población hacia los partidos políticos y sus principales figuras públicas, lo cual hace parte de la profunda crisis orgánica que se vive en el país. En ese entender, Castillo es percibido como un luchador social y como una figura por fuera de los partidos y los políticos tradicionales, a los cuales se los asocia muy fácilmente con los poderes de turno y con la corrupción.

Castillo se asume de izquierda y Perú Libre reivindica al gobierno de Maduro y de Evo Morales, en ese entender, su propuesta programática y su estrategia política no rompe con el capitalismo planteando algunas reformas al modelo neoliberal, además, Perú Libre reproduce posturas reaccionarias en materia de derechos democráticos para las mujeres, los migrantes y la disidencia sexual.

A pesar de todo ello, en corto tiempo, Castillo ha desplazado a Verónika Mendoza del liderazgo dentro del campo de la izquierda peruana y esto tal vez tenga que ver con que Mendoza y los partidos que componen el frente Juntos por el Perú, apoyaron directa e indirectamente a los gobiernos de PPK, Vizcarra y Sagasti aduciendo la defensa de la institucionalidad y la democracia. Ello los llevó a ser los grandes ausentes en las diferentes luchas obreras y populares que se empezaron a desarrollar desde el 2017. Por ejemplo, en la gran huelga docente de ese año, Verónika Mendoza y los partidos de su frente apoyaron abiertamente a Kuczynski y se pusieron de espaldas a los docentes, lo mismo ocurrió con las contundentes huelgas de los trabajadores mineros del sur.

Las perspectivas para la segunda vuelta

Si bien es cierto, la gran sorpresa en esta primera vuelta fue el triunfo de Pedro Castillo, no podemos dejar de mencionar los altos índices de voto nulo, viciado, blanco y ausentismo. Todo esto hace parte del descrédito en el régimen político. Incluso el triunfo de última hora de Castillo hace parte del rechazo al estatus quo, ya que representa en el terreno electoral un golpe a lo que un sector de la población considera como los partidos y los políticos tradicionales, a los cuales responsabilizan de la crisis en curso.

Con la segunda vuelta se abrirá una nueva etapa, que estará condicionada fundamentalmente por quien acompañe a Castillo. Si pasa Keiko (que es lo más probable), quien por cierto goza de un alto anti voto y un alto desprestigio, esto podría facilitar la posibilidad de que se constituya de manera inercial un gran frente contra ella, lo cual abona las posibilidades de victoria de Castillo como pasó con Ollanta y PPK.

Frente a este escenario, Keiko Fujimori seguramente apelará a una campaña basada en el miedo y en la supuesta lucha contra el terrorismo, mientras que los grupos de poder economico, a traves de sus opinologos y los medios de comunicacion, tratarán de presionar en los próximos días a Castillo para que este reduzca aún más sus propuestas de campaña, las cuales, a pesar de ser limitadas, le son incómodas a la burguesía, como por ejemplo la demanda por cambiar la constitución.
Si pasa Hernando de Soto u otro personaje distinto a la Fujimori, lo más probable es que la burguesía arremeta con todo contra Castillo hasta liquidarlo mediáticamente. Mientras tanto, ya han puesto en pie una campaña racista y de terruqueo contra él, para lo cual se han prestado los diversos medios de comunicación, el partido político Patria Roja, además de periodistas supuestamente independientes como Cesar Hildebrant.






Temas relacionados

Pedro Castillo   /   Crisis política en Perú   /   fujimorismo   /   Docentes en Perú   /   Alberto Fujimori   /   Keiko Fujimori   /   Elecciones Perú

Comentarios

DEJAR COMENTARIO