×
×
Red Internacional

Para financiar las exportaciones con el dólar a $ 230 el Estado deberá gastar más de $ 130.000 millones de pesos. Esta cifra es la estimada si se liquidan US$ 3.000 millones como espera el Frente de Todos, sólo en la primera jornada las patronales del campo vendieron US$ 292 millones.

Lunes 28 de noviembre de 2022 | Edición del día

Con los ojos puestos en conseguir dólares para cumplir con el FMI y evitando mirar como millones de personas se encuentran sumergidas en la pobreza, el Gobierno puso en marcha la segunda edición del dólar soja. Con esta medida desde el ministerio de Economía esperan que las empresas del campo liquiden US$ 3.000 millones, implicando una transferencia desde el Estado de $ 130.000 millones. Con ese monto podrían financiarse el equivalente a tres meses de Asignación Universal por Hijo (AUH), pero el Frente de Todos está optando por recortarla más de un 12 % en los primeros 10 meses del año (según lo publicado por la Oficina del Presupuesto del Congreso).

Si las agroexportadoras liquidaran los US$3.000 de las exportaciones de soja a $165 (tipo de cambio mayorista actual) recibirían luego de descontar las retenciones $331.650 millones, pero con un tipo de cambio a $230 este sector embolsará $ 462.300 millones. De allí surge que la diferencia extra que ganan es de $130.650 millones.

Mientras en Argentina hay más de 4 millones de personas que viven en la indigencia, el Gobierno otorgó un Refuerzo Alimentario de $ 45.000 que cobrarán sólo 1 millón de personas, según informó Anses, por apenas 2 meses. De cumplirse las previsiones el Estado destinará el doble para el dólar soja 2 que para dicho programa, o desde otro punto de vista, con esos fondos se podría otorgar el bono a 2 millones de personas más.

Sin embargo, el objetivo primordial de Sergio Massa, con el apoyo de Cristina Kirchner y Alberto Fernández, es acumular dólares para pagar la fraudulenta deuda externa. Esto ya puede verse desde el arranque de la segunda etapa del dólar soja que constituyó la mitad del monto operado en el mercado de cambios por el Banco Central (BCRA) que alcanzó este lunes los US$ 594,1 millones, mientras que los ingresos por exportaciones del agro a un tipo de cambio de $230 por dólar ascendieron a US$ 292,3 millones. Descontando lo utilizado para las importaciones, el BCRA finalizó su participación cambiaria con saldo neto a favor de US$ 192 millones, revirtiendo la tendencia de las últimas semanas a perder reservas.

Aún así, la medida, como advierten algunos especialistas solo posterga el problema, la sequía afecta la cosecha de trigo y habrá menor liquidación mientras la salida de dólares no se detiene por el pago de las importaciones, los intereses de deuda y la remisión de utilidades de las grandes empresas extranjeras. Los beneficios otorgados a las grandes cerealeras pueden darle un respiro momentáneo al Gobierno, pero las presiones devaluatorias se profundizan.

El plan del oficialismo expresado en el Presupuesto 2023 implica una profundización del ajuste que viene afectando a las grandes mayorías para seguir favoreciendo a los millonarios y cumplir con las metas del Fondo Monetario. En ese marco no sería una sorpresa que los tipos de cambio privilegiados para los distintos sectores se continúen expandiendo. Entre los más vulnerables y el FMI, el Frente de Todos elige seguir los mandatos de Kristalina Georgieva.

Te puede interesar: Dólar soja 2: el Gobierno del Frente de Todos le transfiere al campo más de $130.000 millones


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política