Economía

Ajuste

El 50% de los trabajadores en Tucumán tiene problemas de empleo

La desocupación volvió a escalar en Tucumán para ubicarse en su máximo histórico en 17 años. Entre desocupados, subocupados y ocupados demandantes de empleo, la mitad de los trabajadores tiene problemas de empleo.

Viernes 25 de junio | 15:23

La crisis económica y el ajuste en curso golpean con fuerza sobre la clase trabajadora en todo el país, pero con mayor fuerza en Tucumán, que en el primer trismestre de 2021 alcanzó un record nacional e histórico de desocupación.

De acuerdo al último informe del Indec, la provincia registró un fuerte aumento del desempleo (14,4%), 58.000 personas desocupadas, en el aglomerado urbano Gran Tucumán - Tafí viejo. Muy por encima de la media nacional (10,2) y la más alta del país.

Este aumento del desempleo se explica por la destrucción de 8.000 puestos de trabajo y la incorporación de 14.000 desocupados a la población económicamente
activa. Una forma de "blanquear" desocupados que antes la estadística escondía dentro de la población inactiva (recordemos que el Indec sólo considera desocupados a quienes buscan empleo, los que no buscan -quizás porque ya no encuentran- pasan a formar parte de la población inactiva y salen de la estadística de la desocupación).

Es decir que entre el cuarto trimestre de 2020 y el primero de 2021, hay 21.000 nuevos desocupados, un fuerte salto de 5 puntos porcentuales.

Si contemplamos la población desocupada (14,4), los subocupados demandantes (10,9%) que trabajan menos de 35 horas semanales y buscan un empleo activamente) y los ocupados demandantes (24,9%) que trabajan al menos 45 horas semanales pero igualmente buscan trabajo para cambiarlo o complementarlo, tenemos poco más que el 50% de los trabajadores en Tucumán, más de 200.000 personas, tienen problemas de empleo.

Lejos de "cuidar el empleo", bajo el gobierno de Manzur la aplastante mayoría de los trabajadores tienen problemas laborales. Recordemos, además, que hasta el tercer trimestre de 2020 el 80% de las personas tenía ingresos inferiores a los 40.000 pesos mensuales. La débil recuperación/rebote de la actividad económica que comenzó desde entonces no llega a los bolsillos de las y los asalariados y se da sobre un piso más elevado de desempleo.

Te puede interesar: Creció la desocupación en Tucumán y es la más alta en los últimos 17 años

Si durante el gobierno macrista la tasa de desocupación muestra una clara tendencia alcista, bajo el gobierno de Alberto Fernández la tasa de desocupación siguió aumentando para ubicarse en su máximo histórico. Desde entonces el gobierno de Manzur, y el peronismo de conjunto, han acompañado todas las medidas de ajuste contra el pueblo trabajador. No todo se puede atribuir a la pandemia. El gobierno no sólo ha eliminado el IFE para quienes se quedaron sin ingresos, además ajustó las jubilaciones y recortaron los presupuestos de Salud, Educación y Vivienda, habilitaron tarifazos y licuaron el poder de compra de los salarios con paritarias a la baja en beneficio de los grandes empresarios, que siguieron acumulando ganancias.

La pobreza y la desocupación suben mientras el Gobierno avanza con el ajuste, como se puede ver en el último acuerdo de pago de deuda al Club de París. Esto contrasta con la falta de medidas como restablecer el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), llevándolo a $50.000 para quienes lo necesiten, junto con un verdadero plan de obras públicas bajo control de trabajadores para la creación de puestos de trabajos y la suba del salario mínimo al nivel de la canasta familiar.






Temas relacionados

Juan Manzur   /   Indec   /   Desempleo   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO