Política Perú

ELECCIONES 2021

Las acusaciones de corrupción a Patria Roja y la lucha docente que refleja Pedro Castillo

Pedro Castillo ha pasado a la segunda vuelta donde disputará la posibilidad de llegar a la presidencia de la Republica con Keiko Fujimori, la hija del ex dictador Alberto Fujimori. Gran parte de la campaña de Castillo ha sido sostenida por los docentes que él representa como dirigente sindical desde la contundente huelga del 2017. Uno de los factores que ha unificado al sector docente tiene que ver con el rechazo a la burocracia del SUTEP controlada por Patria Roja. ¿A qué se debe esta bronca contra Patria Roja? Es lo que trataremos de responder en esta nota.

Edith Cori

Colaboradora de LID Perú

Jueves 15 de abril | 14:13

Entre los meses de junio y septiembre del año 2017, los maestros del sector publico llevaron adelante una contundente huelga nacional indefinida contra la política educativa del entonces presidente Pedro Pablo kuczynski y contra los actos de corrupción que se daban en la Derrama Magisterial, que es la institución de seguridad social de los profesores, la cual se encuentra controlada hegemónicamente por los representantes del Comité Ejecutivo Nacional del SUTEP, quienes a su vez son militantes y dirigentes de Patria Roja. Los docentes también se propusieron pelear por un aumento salarial y por el incremento del porcentaje del PBI destinado a la educación. El profesor Pedro Castillo presidió esta importante huelga.

Patria Roja: Breve Historia de su Partido y de la Burocratización en el CEN- SUTEP

Tras la muerte de José Carlos Mariátegui en 1929, Eudocio Ravines funda el Partido Comunista Peruano en 1930, y se encarga de alinearlo por completo con la Tercera Internacional de corte estalinista asumiendo las directrices decretadas desde Moscú, rechazando de facto los lineamientos de José Carlos Mariátegui de mantenerse al margen de dicha organización. [1]

Patria Roja nace a fines de la década del 60, teniendo como antecedente el cisma “sino-soviético” ocurrido en 1963, el cual desencadenaría un año después (1964) la primera gran ruptura del Partido Comunista Peruano ocurrida en la IV Conferencia Nacional. De esta manera quedarían dos sectores: El Partido Comunista Peruano Unidad (pro URSS) encabezado por Jorge del Prado y el Partido comunista Bandera Roja (pro chino) encabezado por Saturnino Paredes.

Como se recuerda, las fricciones entre la URSS y China se iniciarían después de conocerse los acuerdos del XX Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) comandado por Nikita Khrushchev en 1956, tres años después de la muerte de Stalin, donde se confirma la persecución, terror y violencia que ejerció Stalin y los Servicios Secretos de la URSS contra el movimiento obrero revolucionario y contra toda oposición o disidencia, al punto de asesinar, valiéndose de calumnias y juicios ad-hoc, a todos los dirigentes del Partido Bolchevique que llevaron a cabo la revolución de 1917. De esta manera se confirman las acusaciones que realizara Trotsky en su libro “La Revolución Traicionada” en 1936 contra el régimen estalinista y la deriva capitalista de la URSS. Sin embargo, los acuerdos que promueve Khrushchev a través de las conclusiones del XX Congreso, estarían orientados a buscar abiertamente la conciliación con las potencias capitalistas en el marco de la denominada convivencia pacífica.

Saturnino Paredes, al igual que otros exponentes del maoísmo en el Perú, encarnan la fracción maoísta del PC que rechazó los postulados Khruschovistas del XX Congreso del PCUS. Seguidores de Enver Hoxha, el dirigente albanés estalinista, también rechazaron los acuerdos de este congreso, y abandonaron las filas del PC peruano. En ese entender, Saturnino Paredes funda Bandera Roja del cual se desprenderán más adelante otras corrientes maoístas como Patria Roja y Sendero Luminoso.

Cabe mencionar que Mao Tse Tung, pese a las relaciones tensas que sostiene con la URSS, fue un gran seguidor de Stalin, al punto de dedicarle a este el escrito “Stalin, el amigo del pueblo chino”. Mao, convencido de la necesidad de desarrollar un gobierno popular capitalista y una “Nueva Democracia” en los márgenes de un capitalismo nacionalista, concilia al igual que Khrushchev con las potencias capitalistas del bloque occidental, por esa razón recibió al presidente norteamericano Nixon en China en 1972 [2].

El pensamiento etapista, de considerar fundamental fortalecer el capitalismo “popular” primero, para luego (años, lustros o décadas después) fomentar una transición hacia el socialismo, tesis defendida por Stalin y de enorme influencia en los Partidos Comunistas latinoamericanos, sigue teniendo de esta forma una enorme influencia en los nuevos movimientos maoístas en la década de los años 60 y 70. Ejemplo de ello es Patria Roja, liderada por el dirigente Moreno, que desde un primer momento y hasta la actualidad se alinea con la República Popular China de Deng Xiaoping, y de esta manera apoya la restauración capitalista en China.

Recordemos que Deng Xiaoping, sin renunciar al concepto de “Nueva democracia” de Mao, inicia el proceso de restauración capitalista chino y la apertura comercial con las potencias occidentales. De esta forma, Deng Xiaoping permitió el libre ingreso de capitales norteamericanos y europeos esencialmente industriales a China, permitiendo también el empobrecimiento y sometimiento de los obreros chinos a largas jornadas de trabajo, a conveniencia de los capitalistas y del enriquecimiento de la casta burocrática del Partido Comunista Chino. Es importante recordar que Deng Xiaoping, pese a criticar los excesos de violencia desencadenados en la “Revolución Cultural” de Mao, también realizó actos de represión contra la clase obrera y la juventud que protestaban por la precarización de sus trabajos, la cual tuvo su expresión más sangrienta en la masacre de Tianamen ocurrida en 1989. [3]

Es este ejemplo el que sigue la dirigencia y la militancia de Patria Roja, quienes, arrogándose vínculos históricos con el PC de Ravines y con el gobierno de la República Popular China, tuvieron un especial acercamiento a la Confederación Campesina del Perú, y posteriormente al movimiento magisterial peruano, junto al cual, fundaron en la década del 70 el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Peruana SUTEP, de esta manera, este partido político termino cooptando toda la representación del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de este sindicato por más de 40 años. Diferentes generaciones de docentes han criticado la corrupción de sus dirigentes, tanto en el CEN como en el manejo de la Derrama Magisterial, así como su política de alineamiento a los gobiernos de turno abiertamente de derecha y coludidos con la CONFIEP (como los gobiernos de PPK y del APRA), lo cual ha servido para desestabilizar el movimiento sindical de los docentes y traicionar la lucha gremial.

La Derrama Magisterial: La gallina de los huevos de oro

La aportación a la Derrama Magisterial ya no es obligatorio desde el segundo gobierno de Alan García (aproximadamente 2007). Antes de ese año, el aporte sí lo era; solo pueden integrarla docentes nombrados. Ahora la afiliación es voluntaria, consta de un aporte de 22 soles mensual. Funciona como una financiera, las aportaciones se cobran solo cuando el docente se jubila o cesa, con los intereses acumulados. Cuando la afiliación se convirtió de obligatoria a voluntaria, muchos docentes pidieron la devolución de los aportes retenidos hasta ese momento (2007), pero la administración se negó a hacerlo asegurando que se les reintegrara el saldo acumulado en su jubilación, dado que no podían solventar las devoluciones. [4]

La Derrama Magisterial está compuesta por 15 Unidades empresariales, que ocasionalmente se declaran en quiebra, pese a los millonarios ingresos de cada una de estas empresas. Tal es el caso de los Servicios Gráficos, Centro Cultural, Dematours, Centro Vacacional Huaychulo, DEMACER, Hotel Tacna, Hotel Moquegua y el Centro Recreacional Arequipa.

En el año 2005 se reportó la pérdida de 76 Millones de soles en gastos de administración y ventas de un total de casi 130 millones de soles que han ingresado al patrimonio de la Derrama Magisterial, sin que los docentes sepan las causas de esta pérdida.

Diferentes docentes y dirigentes sindicales exigieron explicaciones sobre el manejo del dinero de la Derrama Magisterial, criticando que sean militantes de Patria Roja los que presidan el Consejo de Supervisión de dicha institución, cuando los funcionarios de la Derrama Magisterial también son militantes de Patria Roja. Distintas bases sindicales exigieron la intervención de la Superintendencia de Banca y Seguros, pues si bien la Derrama Magisterial no es una entidad financiera, en la práctica actúa como una, obteniendo préstamos millonarios para sus inversiones sin el consentimiento de los maestros.

En el año 2017, en medio de una contundente huelga nacional del SUTEP a favor de un aumento de salarios, por la eliminación de los exámenes de ascenso, y por el incremento porcentual del PBI hacia el sector educativo, el CEN SUTEP comandado por dirigentes de Patria Roja se alinearon a las iniciativas de la ministra de Educación Marilú Martens y del gobierno de Pedro Pablo Kuscynski, y solicitaron a este no reconocer como interlocutor válido del gremio sindical a Pedro Castillo y a los miles de docentes que se movilizaban junto a él y contra la dirigencia de Patria Roja, solicitaron incluso la intervención del Ministro del Interior Carlos Basombrío [5] quien trato de estigmatizar como “sediciosa” la justa lucha docente. Ante esta traición de la dirigencia del CEN de Patria Roja, los maestros continuaron masivamente su lucha y el repudio hacia este partido se hizo más fuerte.

En el año 2018, luego de la vacancia de PPK y el ascenso del ex presidente Martín Vizcarra, el nuevo Ejecutivo emitió un decreto para ordenar la supervisión por parte de la Superintendencia de Banca y Seguros a la Derrama Magisterial, y un eventual cambio de estatutos que permita identificar a esta institución como una organización financiera a fin de facilitar la supervisión de la SBS, teniendo como respuesta el contundente rechazo del Comité Ejecutivo Nacional del SUTEP, quienes acusaron al gobierno de querer “intervenir la Derrama” y “expropiarse de los fondos de los maestros”. Este comunicado lo emitió el CEN-SUTEP también comandado por dirigentes de Patria Roja.

El Fenómeno Castillo

En las ultimas elecciones del 11 de abril, Pedro Castillo reflejo la lucha de los maestros que desde hace décadas vienen denunciando las difíciles condiciones de trabajo que padecen y la corrupción de la burocracia sindical del SUTEP, la cual hace parte del partido político Patria Roja, el mismo que en estas elecciones participó en el frente Juntos por el Perú liderado por Veronika Mendoza.

Pedro Castillo, quien es hijo de ronderos y campesinos cajamarquinos, es muy apreciado por sus compañeros del magisterio ya que él en todo momento supo acatar los acuerdos de sus bases, sin claudicar en la lucha por mejores condiciones laborales y por la democratización de su gremio y de la Derrama Magisterial.

En más de una ocasión, Castillo ha deslindado y rechazado ser militante de Sendero Luminoso, negando cualquier tipo de vinculación con sus militantes o docentes afines. Su emergencia inesperada en las elecciones del 11 de abril pasado, sin embargo, han despertado comentarios y campañas racistas y de odio de la derecha más conservadora y obviamente de los sectores vinculados a Patria Roja, quienes buscan sembrar el miedo relacionando a Castillo con organizaciones afines a Sendero Luminoso como el CONARE, sin éxito.

Recordemos que Castillo es un invitado del Partido Político Perú Libre, partido fundado por Vladimir Cerrón, un político que se reivindica “marxista leninista” de tradición estalinista, y que considera que los gobiernos de Evo en Bolivia y Maduro en Venezuela son “socialistas”, sin tomar en consideración un análisis de clase.

A pesar de ello, para esta segunda vuelta, donde Castillo enfrentará a Keiko Fujimori, los miles de docentes de todo el país ya se preparan para volver a hacer campaña nuevamente por el profesor cajamarquino de primaria, quien más allá de sus límites políticos y de no tener un programa de ruptura con el capitalismo, en estos últimos días se ha convertido en la esperanza de algún cambio para millones de peruanos de los sectores populares más golpeados por las duras consecuencias de la terrible crisis sanitaria y económica, los mismos que han dejado de creer en los partidos tradicionales y en los lideres que hablan “bonito”.

Leé también ¿Quién es Pedro Castillo, el candidato que encabeza las elecciones del 11A?

Referencias:

1. Mariátegui participa en la Conferencia Comunista latinoamericana, convocada por el Secretariado o Buró Sudamericano, de la Tercera Internacional Comunista o Cominterm. No acepta los postulados de la misma, y toma distancia, específicamente respecto a la denominación de “países semi-coloniales”. Ver “Ideología y Política” de José Carlos Mariátegui.

2. “Mao Tse Tung recibe al presidente Richard Nixon” Noticia de fecha 31/12/1969. Disponible en: https://www.abc.es/archivo/fotos/mao-tse-tung-recibe-al-presidente-de-los-estados-unidos-richard-7743257.html

3. “Deng XiaoPing: Tianamen fue doloroso, pero logró bien común”. Noticia EFE. Disponible en: https://www.edugestores.pe/sutep-sobre-protesta-convocada-por-pedro-castillono-avalamos-huelgas-aventureras/

4. Maestros esperan devolución de aportes a la Derrama Magisterial. Disponible es: https://mineduperu.org/maestros-esperan-devolucion-de-aportes-a-la-derrama-magisterial/

5.“Sutep sobre protesta convocada por Pedro Castillo”. Noticia Edu Gestores. Disponible en: https://www.edugestores.pe/sutep-sobre-protesta-convocada-por-pedro-castillono-avalamos-huelgas-aventureras/






Temas relacionados

Pedro Castillo   /   Política Perú   /   Docentes en Perú   /   Elecciones Perú   /   Perú

Comentarios

DEJAR COMENTARIO