Mundo Obrero Perú

LAS VIDAS TRABAJADORAS IMPORTAN

Las terribles condiciones laborales que enfrentan los trabajadores de salud son responsabilidad del ministerio de Salud y del ministerio de Economía

Los trabajadores de la Salud más precarizados, contratados bajo la modalidad de locadores de servicios y CAS en los diferentes hospitales públicos, continúan con la Jornada N°29 de la Huelga Indefinida que han decidido iniciar a raíz del impago de 6 meses de salarios, y por el fallecimiento de muchos de ellos sin tener la regulación de sus salarios ni de sus derechos laborales.

Mariana Rojas

Militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores

Jueves 26 de noviembre de 2020 | 14:46

Fotos: FENUTSSA

Como sabemos, el régimen de los locadores de servicios, un régimen que se rige por la contratación civil y la Ley N° 30225, Ley de Contrataciones con el Estado, es un régimen que nace con la privatización de los servicios públicos que trajo el gobierno de Fujimori, además de las normas patronales que permitieron la flexibilidad laboral, el nacimiento de empresas de tercerización en el Estado y también la contratación directa del personal como “proveedor de servicios independiente”, es decir, los terceros, a quienes no se les reconoce como trabajadores a pesar de tener estudios técnicos y profesionales en las ciencias de la salud y realizar todas las labores de atención y cuidado que cualquier profesional de la salud. [1]

En esta emergencia sanitaria, a todos los trabajadores de la salud se les exigió por igual trabajar más horas en los centros médicos y hospitales ante el estallido de la pandemia y el incremento de los contagios. Sin embargo, no se les dio equipamiento de salud, ni se atendía el pedido de materiales necesarios para la atención de pacientes, y a pesar de todo, ellos estuvieron dispuestos a seguir trabajando a pesar del riesgo del contagio.

Esta situación en el sector salud empeoró con la total indiferencia de la Ministra de Salud Mazzetti y la Ministra de Economía y Finanzas María Antonieta Alva, quienes permitieron que se destine apenas el 1% del presupuesto público para salarios del personal, mientras que la mayor parte de los recursos del sector salud se destinaban para compras de camas y respiradores a empresas privadas vinculadas a la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos, asociación vinculada al gremio empresarial CONFIEP. Cómo se sabe ahora, en estas compras existieron irregularidades, las cuales llevaron a que se favorezca a empresas multinacionales de la salud como el laboratorio suizo grupo Roche, NiproMedical Corporativo y Multimedical supplies. [2] El Estado ha invertido así más de 442 millones de soles en contrataciones directas a estas grandes multinacionales, propiciando actos de corrupción de funcionarios, y sin embargo no destina presupuesto público para los salarios del personal médico ni para mejores equipos de protección de los trabajadores de salud.

Sin salarios, enfermos, y sin seguro de salud

A la fecha, noviembre del 2020, hay trabajadores terceros que están falleciendo sin recibir sus salarios retrasados hasta por 6 meses. La red de trabajadores terceros de la salud en Huaura, Huacho y Huaycan no reciben sueldo desde junio. Las enfermeras contratadas mediante el régimen de terceros en promedio ganan un salario de 1 500 soles, y a raíz de la pandemia, su salario ha sido progresivamente disminuido al salario mínimo (930 nuevos soles). Además de ello, el pago de salarios se retrasa tanto para terceros como para los trabajadores CAS, quienes no tienen ningún otro beneficio laboral más que los salarios. Esta situación es muy parecida a la que viven en la actualidad los obreros del sector privado, quienes por disposición del Ejecutivo y del MTPE, sufren el régimen de suspensión perfecta de salarios hasta por 8 meses.

Además de la muerte por coronavirus de cientos de colegas médicos, enfermeras y técnicos precarizados, ante las acciones de la Huelga se ha iniciado el procedimiento de despidos masivos. Al respecto, en un Oficio de Respuesta a los requerimientos de información que presentó el Congresista Chacón, N° 2416-2020- DIRESA, las autoridades del Ministerio de Salud señalan que “no se ha producido ningún despido porque los trabajadores locadores de servicio no son trabajadores”, negando de forma indolente el trabajo de años que viene desempeñando el personal de salud contratado bajo este régimen, y condenando a la pobreza a todos estos profesionales de primera línea.

La Federación Nacional de Trabajadores de la Salud – FENUTSSA también alertó el inicio de despidos a raíz de la huelga indefinida, y la situación de precariedad que subsiste respecto a los trabajadores cesados y que trabajan sin recibir salarios.
Por ello, los trabajadores de salud se han pronunciado por continuar con su huelga hasta el reconocimiento de todos los trabajadores terceros y CAS como trabajadores estables (cuyo régimen de contratación debería ser el régimen del DL. 728) y por el nombramiento del personal más antiguo. En ese entender, hacemos un llamado a los demás gremios de trabajadores del país y a las diversas organizaciones sociales y populares a solidarizarse con la justa lucha de los trabajadores del sector salud ya que ellos se encuentran en primera línea enfrentando la proliferación del Covid-19.

El miércoles #25N se realizó la segunda vigilia convocada por FENUTTSA y el colectivo "CAS y Terceros Nunca Más" frente...

Publicado por La Izquierda Diario Perú en Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Referencias:

1. Marco Rodríguez Gamero. Efectos de la Flexibilización Laboral a 20 Años de Vigencia – Revista – PUCP. Derecho y Sociedad, N°37.

2. Ernesto Cabral. Reportaje de Ojo Público. “Compras de la pandemia: opacidad y sin competencia” Artículo de fecha 4 de mayo del 2020.






Temas relacionados

Francisco Sagasti   /   Mundo Obrero Perú   /   Federación Médica Peruana   /   Perú

Comentarios

DEJAR COMENTARIO