×
×
Red Internacional

NUEVO PROYECTO ENERGÉTICO LATINOAMERICANO NPEL. Los cambios más importantes que trae la nueva Ley de Hidrocarburos

Dos integrantes del Nuevo Proyecto Energético Latinoamericano opinan sobre la nueva Ley de Hidrocarburos que está en trámite en el Congreso.

Viernes 17 de octubre de 2014 | Edición del día

Fotografía: Nestor Galina

Los puntos destacados que introducirá la nueva normativa en hidrocarburos tienen como principal objetivo unificar el marco jurídico existente en las distintas provincias productoras, tanto en el aspecto administrativo, como en el fiscal y el ambiental.
A partir de allí es que elimina la metodología del acarreo que se venía instrumentando, donde las empresas provinciales de hidrocarburos se asociaban en las nuevas condiciones, sin aportar dividendos y obteniendo un porcentaje pequeño de los ganancias obtenidas. Si bien ya no se podrá incorporar esta figura, todas las concesiones precedentes donde existe se mantendrán en vigencia. Fija un porcentaje inamovible e igualitario en todo las provincias del 3% para el tributo de los Ingresos Brutos.

La nueva ley también elimina el tope de la cantidad de áreas adjudicadas a cada empresa, que antes era de cinco por compañía, y conforma un régimen de promoción de la explotación con inversiones superiores a los 250 millones de dólares, otorgándole a las provincias productoras un 2,5% de las inversiones originales. El Estado Nacional se compromete a aportarles a las provincias un monto -sin determinar- para la generación de infraestructura provincial. Asimismo reduce del 50% al 25% la tasa de acumulación del canon que la concesionaria paga en caso de prórroga durante etapa de exploración.

La privatización encabezada por el menemismo estipuló plazos de concesiones por 20 años, mientras que algunas de las nuevas renegociaciones firmadas en este siglo las llevaban hasta un máximo prorrogables de 40 años. En este sentido, la nueva ley estipula plazos de 25 años para los yacimientos convencionales, 35 para los no convencionales y 30 para los de offshore, con plazo extra de otros 10 años.
En cuanto al formato fiscal, establece que las regalías seguirán siendo del 12% sobre lo producido y establece dicho porcentaje como único, que a su vez puede ser reducido en un 5% según productividad, condiciones y ubicación de los pozos. Las provincias productoras o el Estado Nacional podrán elevar las regalías a cobrar en un 3% cuando se efectivicen las prórrogas de los plazos establecidos anteriormente y en ningún caso se podrá superar el 18% como tope máximo de regalías a pagar por las empresas concesionarias.

No obstante, la nueva ley incorpora el achicamiento de las regalías en un 25% (dejándolas en un 9%) después del primer período de exploración y un 50% menos de regalías (achicándolas al 6%) para la producción de crudo extra pesado y offshore.
Por otra parte, mantienen los beneficios de la Resolución 60/13 a la producción excedente que tengan las petroleras y agrega la libre disponibilidad (factible de ser exportado sin restricciones) del 20% del crudo extraído en los yacimientos convencionales y no convencionales, mientras que en los yacimientos offshore la libre disponibilidad trepa al 60%.

Un elemento importante que incorpora es que las áreas offshore que hasta anteriormente eran controladas por ENARSA ahora serán revertidas a Secretaría de Energía de Nación, que será el Ente estatal que otorgará las nuevas concesiones en el futuro.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política