×
×
Red Internacional

El Ministerio de Economía logró patear para adelante gran parte de los vencimientos previstos para los próximos 90 días y postergarlos hasta el año próximo, pero es una deuda que se ajustará a la inflación o al tipo de cambio. Es un beneficio para los especuladores que no tienen los trabajadores o los jubilados.

Martes 9 de agosto | Edición del día

El canje voluntario de deuda en pesos realizado este martes por el Ministerio de Economía alcanzó una aceptación del 85% y, así, el Gobierno logró postergar hasta 2023 pagos por $2 billones que debían realizarse en los próximos 90 días. Se patea para adelante la deuda y se ofreció beneficios para los especuladores, así ajustarán por inflación o al tipo de cambio, un premio que no tienen los trabajadores o los jubilados, cuyo poder de compra pierde día a día ante la suba de precios y la devaluación.

“El Tesoro Nacional debía afrontar vencimientos por $615.862 millones en agosto, en $1.123.801 millones en septiembre y $807.068 millones en octubre. Luego de esta operación de conversión, logró reducir los vencimientos proyectados a $115.318 millones, 209.337 millones y $155.336 millones, respectivamente”, detallaron fuentes del Palacio de Hacienda según publicó la agencia Télam.

La operación de conversión recibió un total de 1.233 ofertas que tenían en su poder títulos por un valor nominal total equivalente a U$S15.662 millones, “lo que equivale a un valor efectivo de $2 billones”. Desde el Gobierno señalaron que “el 83% de los vencimientos proyectados para el mes de octubre, fueron colocados en el instrumento dual con vencimiento en septiembre de 2023. Es decir, se adjudicaron $651.862 millones post PASO 2023″.

El Tesoro ofreció tres bonos duales con vencimiento entre junio y septiembre de 2023, atados a la máxima variación entre la inflación (más un 2%) o la devaluación oficial, por lo que el poseedor del bono embolsará en pesos el mejor resultado entre ambas opciones de cobertura.

@SergioMassa
@SergioMassa

Las opciones eran las siguientes:

  •  Bono Dual con vencimiento a junio del 2023 y entregar a cambio Letras del Tesoro ajustadas por inflación (CER), u otra a tasa variable más 14%, ambas pagaderas el 16 de agosto, o una tercera a Descuento pero con vencimiento el 31 de este mes.
  •  Bono Dual con vencimiento en julio del 2023 y los títulos a entregar fueron un Bono Ajustado por CER, más 1,3% con vencimiento el 20 de septiembre, y una Letra del Tesoro a descuento, y pagadera el 30 de septiembre.
  •  Bono Dual con vencimiento el 30 de septiembre del año próximo y por él se pudieron canjear las Letras del Tesoro, con CER y a descuento que se deben pagar el 21 de octubre, y las Letras del Tesoro a Descuento con cierre el 31 de octubre.

    La mayor parte de los bonos canjeados estaban en manos de organismos públicos, se calcula un 60% y un 40% privados como bancos, fondos de inversión, compañías de seguro.

    El porcentaje de adhesión fue 25 puntos mayor al “piso” del 60% que había adelantado el ministro de Economía, Sergio Massa, al hacer su primera presentación pública la semana pasada. El ministro celebró el canje, tuiteó que “el resultado fue exitoso” y agregó que agradece “la confianza y acompañamiento de inversores institucionales, personas físicas y organismos del sector público, que nos permite aliviar la situación financiera del próximo trimestre, extendiendo vencimientos a 2023”. La fórmula del éxito es conceder más premios a los especuladores, pero solo se posterga la hipoteca de la deuda, un alivio temporal, que no resuelve los problemas de la falta de dólares, y la elevada inflación.

    Te puede interesar: Entrevista con Pablo Anino. ¿Qué significan los anuncios de Massa? Todo el análisis y la mirada desde la izquierda




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias

    Política