×
×
Red Internacional

Liberfacho. Milei en Tucumán: negacionismo de los 30.000 desaparecidos, reivindicación de Menem y del clan Bussi

El diputado liberal selló su alianza con Fuerza Republicana, partido que reivindica la dictadura. En una conferencia de prensa hizo gala del verdadero pensamiento de los “libertarios”.

Viernes 30 de septiembre | Edición del día

En su paso por Tucumán, Javier Milei brindó una conferencia de prensa junto a Ricardo Bussi, legislador provincial de Fuerza Republicana. Con esta visita sellaron una alianza de cara al 2023, en medio de cuestionamientos por el historial del clan Bussi. Sin embargo, ante la prensa, el diputado de Libertad Avanza demostró que no tiene problemas con su nuevo aliado y además se despachó con frases que dan muestra de que las coincidencias no son pocas.

Es innegable que en Tucumán Milei va con el partido que reivindica la dictadura cívico-militar y el Operativo Independencia. Fuerza Republicana fue fundado por Antonio Domingo Bussi, gobernador de facto y uno de los principales responsables del genocidio. Denunciado por crímenes de lesa humanidad e investigado por cuentas sin declarar en Suiza, Bussi murió condenado por su papel en la dictadura. En esta visita, Milei parece haber revivido esos tiempos donde fue asesor del genocida, ya que cuestionó el número de desaparecidos, alegando que era una visión sesgada, al grito de “mostráme el listado con los 30.000 desaparecidos” le vociferó a una periodista. Una repregunta bastó para que el “defensor de la libertad” se muestre como defensor de los peores dictadores que tuvo el país.

A la par de explicar su plan de “reformas”, que incluyen flexibilizar las condiciones laborales para perder derechos, Milei aprovechó para mostrar que es un digno hijo de Domingo Cavallo. El diputado afirmó, sin sonrojarse, que el gobierno de Carlos Menem “fue el mejor gobierno de la historia” y también desmintió que haya habido tantos cierres de fábricas o de industrias hundidas. Se ve una defensa de un modelo donde pocos ganan mucho y millones sufren una desocupación histórica. Aquí, sin tantas casualidades, vuelve a coincidir con el genocida Bussi, que en los 90 fue un gran aliado de Menem en los planes de ajuste contra estatales y en el remate con las privatizaciones.

Otra pirueta argumentativa ocurrió cuando le preguntaron por su aliado Ricardo Bussi, que vive hace tres décadas de ocupar cargos públicos. Milei hizo un esfuerzo, fallido, para demostrar porqué Bussi hijo no era parte de “la casta”, como hizo cuando absolvió a Mauricio Macri. Aunque la definición que dio concuerda con el accionar del clan Bussi, con contratos discrecionales como concejales o legisladores que benefician a un buen número de amigos, familiares y punteros. A tal punto que el clan ya postula como candidata a la nieta del genocida.

Suficiente ilustración de las primeras horas de Milei en Tucumán. Solo queda agregar que por la tarde, en el Hotel Hilton, mantendrá un exclusivo encuentro con empresarios, donde la entrada cuesta $10.000. Además de aliarse a los más rancio de la casta política y militar, busca el visto bueno de los poderosos.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política