×
×
Red Internacional

MOVIMIENTO ESTUDIANTIL. Pandemia y luchas estudiantiles en la Universidad San Marcos y la PUCP

Desde que empezaron las clases virtuales en distintas universidades del Perú, multitudes de familias han sido duramente golpeadas en su economía, eso ha generado que se haga muy complicado para los estudiantes contar con los implementos necesarios para poder llevar a cabo sus clases. A esto se suma la intención de las autoridades universitarias de aplicar reglamentos que recortan derechos democráticos a los estudiantes.

Luis Javier MaguiñaColaborador de LID Perú y estudiante de comunicaciones en la PUCP

Domingo 23 de agosto de 2020 | 16:47 | Edición del día
Fotos: Luis Javier Maguiña

En razón de esas limitaciones infraestructurales y económicas, muchos alumnos han tenido que priorizar trabajar y dejar sus estudios ya que no contaban con las condiciones materiales primordiales para la educación a distancia. Asimismo, los alumnos que ya estaban en precariedad económica, se tuvieron que retirar de sus universidades por la falta de recursos monetarios para solventar sus habitaciones, sus pensiones y sus alimentos.

En la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, antes de que empiecen las clases virtuales los/as alumnos ya presentaban muchas problemáticas. Tales como el abandono de los residentes internos y externos por parte de las autoridades universitarias, el cierre del comedor universitario, etc. Cuando comienzan las clases a distancia se suman más dificultades. Muchos alumnos denunciaron a sus respectivos gremios que no contaban con la conectividad necesaria, a pesar de que hayan sido beneficiados con los módems o los chips de internet. Asimismo, las autoridades de la universidad no priorizaban a los alumnos de provincias, los cuales no contaban con buena conectividad por la zona en donde viven.

Autoridades universitarias recortan libertades democráticas de los estudiantes

En distintas universidades, las autoridades vienen imponiendo reglamentos antidemocráticos que vulneran muchos derechos de los/as estudiantes cuando se organizan para alzar su voz de protesta y de lucha. Ya sea en universidades nacionales como San Marcos o universidades particulares como la PUCP, las autoridades implementan reglamentos que abordan faltas graves o la expulsión solo por el hecho de ejercer algo fundamental del estudiante: el derecho a la protesta que es esencial para que sus exigencias primordiales no sean atropelladas.

Leé también En la PUCP las autoridades universitarias buscan criminalizar las protestas estudiantiles

En la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, desde el 2017 se está intentando aprobar el RDP (Reglamento de Procesos Disciplinarios) con la finalidad de “corregir y guiar el comportamiento” del estudiantado. Sin embargo, esto no es así, este reglamento lo que en realidad busca es vulnerar las libertades y derechos básicos que tiene un estudiante y que le permite exigirles a las autoridades las demandas necesarias. Durante esta pandemia, el rectorado quiere aprobar este reglamento sin consultar al estudiantado. Es por ello y por las exigencias antes mencionadas que los alumnos Sanmarquinos se manifestaron el viernes 21 de agosto en la puerta número 3, exigiendo la defensa de sus derechos.

De igual forma, y como ya lo señalamos, en la PUCP, esta semana se está tratando de implementar el Reglamento Unificado, el cual sanciona con falta grave o expulsión a cualquiera que desee luchar por sus derechos en contra del rectorado u otra autoridad. Por eso, los compañeros de la Federación Universitaria de esta universidad vienen haciendo publica esta maniobra de las autoridades. Frente a eso debemos organizarnos para evitar que estas medidas antidemocráticas se concreten.

#EducaciónParaTodos

#NoAlExamenVirtual




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política