×
×
Red Internacional

Gobierno Castillo. Perú: quieren cambiar el nombre del Ministerio de la Mujer por el de "Familia"

La medida, que es parte de la reacción conservadora contra los derechos de las mujeres, fue presentada por la bancada magisterial que apoya al Gobierno de Pedro Castillo, y se sumaron las fuerzas de ultraderecha y reaccionarias.

Jueves 7 de julio | Edición del día

Este martes se aprobó en la Comisión de Descentralización del Congreso de la Republica de Perú, cambiar el nombre del ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables por el de ministerio de la Familia y Poblaciones Vulnerables.

Esta propuesta fue planteada por el Congresista Américo Gonza, que es parte de la denominada bancada magisterial que apoya abiertamente al Gobierno encabezado por Pedro Castillo. Como era de esperarse, esta iniciativa reaccionaria y conservadora contó con el apoyo de todos los sectores ultra derechistas que tienen presencia en el Parlamento.

Esta “reivindicación” de la familia, ha sido una consigna que han esgrimido en el Perú los sectores más conservadores de la política y de la iglesia, dentro de los cuales destacan organizaciones como el fujimorismo y Renovación Popular del filo fascista López Aliaga, además de las iglesias evangélicas. Todos ellos se agruparon en su momento en el frente ultra reaccionario denominado “Con mis hijos no te metas”, para oponerse a la oleada feminista que recorrió el continente.

El partido político Perú Libre, que funge ser de izquierda pero que en la práctica vota de manera recurrente con los sectores ultra conservadores y neoliberales del Parlamento, en esta oportunidad repitió la tendencia y se puso del lado de los sectores anti derechos quienes utilizan los espacios políticos para oponerse a las reivindicaciones de las mujeres y de la diversidad sexual.

Vladimir Cerrón, presidente y máxima figura visible de Perú Libre, el partido que llevó al poder a Castillo y al que renunció la semana pasada, dejó claramente expresado en sus redes sociales que: “La bancada de Perú Libre sesiono ayer y por unanimidad de los presentes acordó respaldar el cambio de nombre de Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables a Ministerio de la Familia y Poblaciones Vulnerables”.

Y para no desentonar con lo expresado por su jefe, el vocero de la bancada de Perú Libre, Waldemar Cerrón, defendió públicamente su voto por esta propuesta reaccionaria, aduciendo que: “Con el cuento de la mujer se deja fuera al resto de la familia”.

Consultada por La Izquierda Diario, Cecilia Quiróz de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores de Perú señala que "Si bien Cerrón y Perú Libre se consideran a si mismos "marxistas", la verdad es que esta defensa grotesca a la idea de la familia burguesa, se contrapone abiertamente a las ideas de Marx y del marxismo sobre este tema. Recordemos que en el Manifiesto Comunista y en otros escritos, Marx y Engels dejan claramente establecido que la familia burguesa es uno de los primeros espacios a través de los cuales las clases dominantes reproducen sus valores y su lógica opresiva. Lejos del marxismo, Perú Libre reproduce con su práctica política la visión retrograda del estalinismo conservador".

Así, Perú Libre y la denominada bancada magisterial, mantienen una posición ultraconservadora en relación a temas que tienen que ver con los derechos de las mujeres y la diversidad sexual. Por esa razón, figuras relevantes de estos sectores, como Guido Bellido (ex Premier de Castillo), en su momento fueron denunciados por sus prácticas misóginas y homofóbicas.

Es precisamente por esta visión altamente reaccionaria y conservadora que Perú Libre y la denominada bancada magisterial, a pesar de haberse separado oficialmente, siempre terminan votando y actuando junto a los sectores más conservadores y oscurantistas de la política peruana, como es el caso del fujimorismo o Renovación Popular. A ello se debe que hayan votado juntos para eliminar, por ejemplo, el denominado enfoque de género en la Curricula Educativa, el cual, era una medida paliativa mínima que permitía diversificar las miradas sobre el quehacer educativo en la educación básica.

Si este cambio de nombre prospera y termina siendo refrendado por el Pleno del Congreso de la Republica, significara un duro golpe para la lucha de las mujeres y la diversidad sexual, quienes, como lo demuestran las cifras de diversas instituciones especializadas, en estos últimos tiempos han sufrido un incremento significativo en relación a los índices de violencia y crímenes de odio.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política