×
×
Red Internacional

Esas fueron algunas de las palabras que se oyeron este domingo en la Asamblea Abierta del PTS en Monte Grande con Nicolas del Caño, junto a compañeros de todo Echeverría, Cañuelas y Ezeiza. Cerrando las 100 asambleas en todo el país se dieron cita trabajadores del aeropuerto, de la alimentación, ferroviarios, docentes, estudiantes, feriantes, trabajadores municipales, desocupados, informales y familias de Guernica que siguen peleando por vivienda, para debatir la construcción de una fuerza social contra el ajuste.

Lunes 14 de noviembre de 2022 | Edición del día
Fotos: @franjraffo y @milimicaela

Decenas de voces se escucharon este domingo en la Casa Cultural Socialista “Lucas Luna” relatando experiencias de lucha, de organización y de solidaridad de clase. La importancia y la necesidad de coordinar cada una de las peleas frente al ajuste del Gobierno y la oposición de derecha recorrió la asamblea abierta, que contó con la presencia del dirigente nacional y diputado del PTS en el Frente de Izquierda Unidad Nicolás del Caño, coordinando la asamblea junto a Gabriel Padilla, trabajador de GPS y Ayelén Córdoba, dirigente de Esteban Echeverría y también trabajadora aeronáutica.

Dio comienzo a la asamblea Ayelén, felicitando a todes les trabajadores y familias por ser parte de una de las 100 asambleas abiertas que nos propusimos hacer en todo el país. “Nos parece importante este espacio porque necesitamos hacer que la izquierda esté fuerte, en todos los barrios, en nuestros laburos, en nuestros lugares de estudio, para enfrentar las políticas que llevan adelante el gobierno de Massa, Alberto Fernández y Cristina junto al FMI”, explicó.

Te puede interesar: En todo el país. Impactantes jornadas: miles debatieron en las 100 asambleas abiertas del PTS-Frente de Izquierda

“Necesitamos construir una gran fuerza social, porque no alcanza con solo tener diputados o estar en el terreno electoral; es importante tener compañeros como Nicolás del Caño y Myriam Bregman que llevan la voz de los trabajadores, las mujeres y la juventud al Congreso, pero también necesitamos organizarnos desde abajo, desde esa bronca que tenemos cuando nos levantamos, cuando nos acostamos, cuando dejamos la vida en las fábricas. Porque no puede ser que la juventud no tenga un futuro. Para eso es necesario organizarnos, y en ese sentido es que ponemos en pie este espacio de asamblea, donde podemos discutir nuestras ideas y organizarnos”, continuó.

Iniciado al debate, les trabajadores de distintos sectores empezaron a anotarse para intervenir en la asamblea, llenándola de propuestas, compartiendo experiencias y opiniones.

Jorge, reciclador urbano, rompió el hielo compartiendo su enojo por no tener un rubro pese a que es un trabajador, como de distintos sectores se los reconoce de distinta manera, además de que al ser reciclador urbano no tienen un patrón a quien reclamarle nada.
Pero esta no era la única preocupación de Jorge: “La crisis climática sigue aumentando, ya van tres oportunidades en que se declara a la Argentina en crisis climática. Los gobiernos pasan, y siguen sin hacer nada con esta cuestión”.

Julio Tevez, trabajador de Mondelez de la planta de Pacheco, continuó compartiendo la experiencia de lucha que vienen dando con la Agrupación Bordó, una corriente que viene militando hace varios años como oposición clasista a la burocracia sindical, llevando adelante la pelea por el pase a planta permanente, reconociendo como gobierno tras gobierno, al ajuste lo pagan los trabajadores. El ajuste no pasa sólo por lo económico, sino que las empresas como Mondelez, también flexibilizan y avanzan con el ajuste, tratando de liquidar conquistas de los trabajadores. Finalizó saludando al espacio de asambleas que impulsó el PTS, e invitando a todos los sectores a pegar un salto y poner en pie un gran encuentro de trabajadores. “Este sistema es una mierda y no va más, los trabajadores tenemos la fuerza, como dijo el trabajador de Pirelli, todos los trabajadores juntos podemos doblegar a este sistema que nos oprime hace años”.

Carlos Roa, trabajador aeronáutico comentó: “Hay que ser consciente de que hay más luchas que no son dentro del aeropuerto; estos espacios de asamblea están buenos para enriquecerse de la experiencia de otros laburantes”. Marcelo, tercerizado de Aerolíneas Argentinas, comentó cómo viene peleando con los compañeros de su sector, por ejemplo, por algo tan básico como poder tener el celular en el sector de trabajo, ya que están incomunicados largas jornadas, pero que se despertó la idea de por qué no pelear por un mejor salario. “El ajuste que vivimos y el no llegar a fin de mes es una realidad para todos. El ejemplo de Firestone despertó la idea de que es posible pelear por mejores condiciones”, explicó.

Federico, trabajador municipal del distrito, quien juento a sus compañeros se encuentra en lucha realizando acampes y asambleas, contaba: “Más allá que nos organicemos en comisiones para cambiar varias condiciones en las que trabajamos, tenemos el problema de que Fernando Gray crea distintos sindicatos para dividir a los trabajadores. (...) Pero aún así, organizados, en menos de un año hemos conseguido varias cosas, como que delegaciones que laburaban 40 horas semanales -trabajando todos los sábados 5 horas- pudieran cambiar sus horas de trabajo de lunes a viernes, logrando pasar casi 200 compañeros a planta permanente para cubrir las horas de los sábados”.

Ayelén Córdoba y Nicolás del Caño
Ayelén Córdoba y Nicolás del Caño

Cristian, docente planteó “Aunque no lo crean, el Estado también precariza nuestro trabajo: además de ser de largas jornadas en distintas escuelas, tiene una paga que no alcanza, con estos planes como el Fines, el Plan Forte e infinidades de planes totalmente precarizados; no nos permiten llegar a fin de mes, como al resto de los que están acá”. (...) Tenemos que trabajar más horas para lograr tener un sueldo digno. Además la conducción de Suteba hace oídos sordos y no hace nada; aun así, aunque los medios no lo visibilicen, estamos realizando paros con la Agrupación Multicolor Docente, donde la mayoría de los docentes adhieren”, concluyó. Junto a Ana que también es docente, invitó a movilizar y unificar su lucha con la de los trabajadores de la salud este 17 de noviembre. Para unir los reclamos, e ir a un gran paro de docentes y trabajadores de salud, junto a las familias, y a las comunidades educativas.

También se expresó en la asamblea un sector muy joven. Marianela, joven de Cañuelas, captó la atención de toda la asamblea con una gran intervención: “Es la primer asamblea en la que participo; trabajo en un taller textil donde la mayoría somos mujeres, y donde nos explotan de más, nos pagan 200 pesos la hora, y las máquinas con las que trabajamos cada tanto nos tira un electroshock. A mi me gustaría saber cómo alzar la voz y hacer que esas mujeres que trabajan conmigo tengan la fuerza para decir ¡no, basta! (...) ¿Por qué? Apenas estoy empezando mi adultez y tengo que estar preocupada por cuánto gano, con cuánto puedo ayudar a mi familia; porque no llegamos a fin de mes. Además, viviendo tan lejos tenés que elegir entre trabajar o estudiar”.

Karen y Julieta tomaron el micrófono para compartir su experiencia de organización en la toma de Guernica, luego de que el Gobierno de Kicillof pasara con topadoras sobre las casas, ropa y juguetes de las familias de la recuperación de tierras: “Decidimos transformar la bronca en organización y también empezamos a realizar asambleas. Con el apoyo y solidaridad de los demás sectores pudimos cortar el Puente Pueyrredón, a dos años de que nos desalojaran brutalmente y nos hicimos escuchar, logrando arrancar al Gobierno unos lotes, pero aún seguimos esperando que cumplan con la totalidad de lo que comprometieron mediante actas”.

Foto grupal al finalizar la asamblea
Foto grupal al finalizar la asamblea

La cultura tampoco se quedó afuera de esta asamblea. Daniel, asambleísta de Echeverría contaba: “Creemos que la cultura es una herramienta fundamental para la clase trabajadora; nosotros nos juntamos a ensayar con una banda para denunciar las injusticias que vivimos, queremos que en la Casa Cultural Sociliasta Lucas Luna haya más vida cultural, poder hacer talleres de marxismo, cine-debate, que los jóvenes que no acceden a la cultura puedan venir y tocar su primer tema, o disfrutar de la música y el arte”. Pero que no solo quede en la música y el arte, sino que “también hay que difundir los 6 puntos que plantea la izquierda para enfrentar la crisis, porque el descontento está, y como lo venimos haciendo, hay que seguir saliendo a los barrios y a todos los lugares de estudio y trabajo, a seguir difundiendo estas ideas, por la unidad de los trabajadores”.

Gabriel Padilla, trabajador del aeropuerto y referente del PTS en Ezeiza, expresó: “Nos quieren hacer creer que la derecha es la única que viene avanzando; pero en esta asamblea, llena de tantos sectores distintos de trabajadores, jóvenes, mujeres, podemos ver que no, que no es la única que avanza. Tenemos que seguir apoyando las luchas en curso y unirlas en un encuentro de miles de trabajadores, desocupados y ocupados, para poner en pie una gran coordinadora nacional e imponer a las conducciones sindicales nuestras propias demandas. Impulsar también una gran campaña por la reducción de la jornada laboral a 6 horas, 5 días a la semana, con un salario mínimo igual a la canasta familiar, y repartir el trabajo entre ocupados y desocupados. Llevar esta propuesta a todos los lugares de estudio y trabajo, a los barrios, para que esta asamblea el día de mañana tenga muchisima más fuerza”.

Nicolás del Caño cerró la asamblea compartiendo una reflexión: “Toda la fuerza y las luchas que se expresaron acá tenemos que coordinarlas e ir a un gran encuentro de trabajadores ocupados y desocupados, impulsando una gran coordinación nacional. Toda esa fuerza está dispersa, pero como partido una de las tareas que nos proponemos es ser un engranaje para impulsar este gran encuentro, como una gran pelea política que tenemos por delante. Imagínense si toda la clase trabajadora se pone en movimiento, y si todos los sectores que se encuentran luchando nos unimos, demostramos que tenemos una gran fuerza, tomando de ejemplo la gran lucha que vienen dando los trabajadores de salud, enfrentando el ajuste que sabemos, como mencionaron acá, que viene de hace 40 años, desde la dictadura hasta hoy. Si hacemos esa convocatoria podría entusiasmar a todos esos sectores, seguir compartiendo las experiencias, como las mujeres de Guernica, como organizarse junto a los compañeros de la Red de Trabajadores Precarizados, con les compañeres organizadxs de Pan y Rosas, explicando nuestra perspectiva socialista, porque este sistema es completamente irracional y los trabajadores tenemos la capacidad de poder gestionar la economía y poder autoadministrar todos los recursos de la sociedad, de una manera democrática, en función de las necesidades sociales de las grande mayorías”.

La asamblea votó las siguientes resoluciones:

• Todo el apoyo a la lucha de los trabajadores que están en curso, como los municipales en Esteban Echeverría.
• Participar de la movilización este 17/11 de los trabajadores de Salud.
• Campaña de fotos en solidaridad con las luchas en curso.
• Impulsar la convocatoria a un gran encuentro de trabajadores ocupados y desocupados.
• Llevar la propuesta de la reducción de la jornada laboral a 6 horas 5 días a la semana, con un salario mínimo igual a la canasta familiar a los barrios, lugares de trabajo y estudio.
• Impulsar la agrupación Pan y Rosas y conformar una Comisión de mujeres y disidencias de la asamblea.
• Participar de la Feria del Libro que se hará en Ezeiza con un stand de libros de Ediciones IPS. Lanzar los cursos abiertos de Feminismo Socialista y sobre el Manifiesto Comunista en la Casa Cultural Socialista Lucas Luna.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política