×
×
Red Internacional

Sectores allegados al gobierno de Pedro Castillo, junto a la izquierda reformista y la burocracia sindical, se movilizaron en la ciudad de Lima para tratar de contrarrestar los intentos destituyentes de un sector de la derecha y de la ultra derecha parlamentaria.

Viernes 11 de noviembre | 11:11 | Edición del día

El pasado jueves 10 de noviembre se realizó en la ciudad de Lima una movilización social autodenominada por los convocantes como “La toma de Lima”. El objetivo de esta acción fue presionar a los sectores parlamentarios que son hostiles al presidente de la Republica y a los medios de comunicación que vienen promoviendo un tercer intento destituyente del mandatario, amparándose para ello en supuestos hechos de corrupción que comprometerían a Castillo y a su entorno más cercano.

Esta movilización se da en un contexto político marcado por una nueva arremetida de los sectores destituyentes que buscan la salida del presidente, apoyados ahora por la labor de la Fiscal de la Nación Patricia Benavides quien está empeñada en judicializar el accionar político de Pedro Castillo.

Cabe mencionar que estos sectores destituyentes, ante la incapacidad de lograr los votos necesarios para la vacancia presidencial (87 votos en el Congreso), estarían apelando ahora a la figura jurídica de la sanción al mandatario por, supuestamente, liderar una organización criminal para aprovecharse desde las instituciones del estado de los bienes públicos.

Recordemos que Pedro Castillo y sus colabores en el ejecutivo, para contrarrestar esta arremetida de la derecha y la ultraderecha parlamentaria, buscaron el apoyo de la imperialista OEA liderada por Luis Almagro, la cual acordó enviar al Perú una delegación que llegará a nuestro país el próximo 20 de noviembre, siendo su principal misión, recabar información sobre la situación política peruana.

Frente a esto, los sectores derechistas y ultraderechistas, acompañados de los grandes medios de comunicación que ejercen la oposición al gobierno, han optado últimamente por promover también la movilización social amparándose en el endurecimiento de la situación económica que golpea a la mayoría de peruanos. Por eso, el pasado 05 de noviembre realizaron también en la ciudad de Lima, una movilización que por primera vez - desde que Castillo asumió su mandato – alcanzo una nutrida convocatoria y ahora estarían preparando la realización de otra movilización para el 20 de noviembre.

Es como respuesta a estas acciones de los sectores destituyentes que los partidarios del gobierno, acompañados de la izquierda reformista y neoreformista y de la burocracia sindical, promovieron la movilización denominada como “La toma de Lima” que, como ya vimos, se llevó a cabo el pasado jueves 10 de noviembre. Dentro de las principales demandas de los manifestantes estaba el rechazo a las maniobras destituyentes de la derecha y también se pedía el cierre del Congreso, así como que el gobierno retome las iniciativas para cambiar la Constitución de 1993.

Sin embargo, cabe mencionar que el mismo Pedro Castillo y diversos personajes cercanos a su gestión (empezando por el mismo Premier Aníbal Torres), desde que asumieron sus funciones al frente del ejecutivo, en diferentes oportunidades se han pronunciado en defensa de la vigencia de la actual Constitución Política de 1993 que fue implementada por el gobierno de Alberto Fujimori y que ha servido para legalizar el saqueo y la explotación neoliberal.

Es por ello que Castillo, en lo que va de su gestión, ha continuado con el piloto automático neoliberal en toda la línea, acrecentando así la crisis económica heredada de la pandemia y que golpea fundamentalmente a los sectores de menos recursos, favoreciendo únicamente a los grandes empresarios nacionales y extranjeros quienes mantienen incólumes sus privilegios económicos y jurídicos. La derechización de Castillo es tal que, para mantenerse en el poder, no ha dudado en sostenerse en la OEA que, como todos sabemos, es una institución imperialista al servicio de los EEUU que en esta parte del mundo ha promovido a los sectores más reaccionarios como es el caso del golpismo venezolano y boliviano.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política