×
×
Red Internacional

#NIDESPIDOSNIREBAJASSALARIALES. Trabajadoras de Falabella son despedidas y quienes aún trabajan, lo hacen sin las condiciones sanitarias básicas

Hablamos con Francis Gama, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de Saga Falabella (SUTRASAF), quien nos cuenta la situación que vienen atravesando las y los trabajadores despedidos de los calls centers y las condiciones en las que trabajan quienes aún no han sido despedidas/os.

Foto: Diario Gestión

¿De qué manera se están llevando los despidos en los calls center de Saga Falabella?

Falabella de una manera arbitraria, unilateral e impositiva les ha comunicado a las trabajadoras afiliadas a nuestro gremio, mediante un correo electrónico, que pasaban a ser cesadas por la empresa.

No entendemos el accionar de la empresa que en su carta dice que “al no llegar a un acuerdo toman dicha decisión”, ¿de qué acuerdo hablan? ¿Quién puede negociar su estabilidad, su tiempo de contrato indefinido por un contrato de tres meses? (es lo que ofrecían), el jefe de recursos humanos, Alejandro Alcocer ha llamado a muchas trabajadoras para proponerles que dejen su estabilidad en Falabella para pasar a un contrato de 3 meses con la empresa Atento, obviamente, las trabajadoras rechazaron esta propuesta y ante el rechazo, ellos dicen qué no hubo un acuerdo.

Hoy que vivimos con casi un 80% de trabajo informal y dentro del poco trabajo formal que hay, luchamos por una estabilidad, por qué la estabilidad en este país es como tener oro en mano. ¿Tú crees que alguien en su sano juicio puede dejar su estabilidad por un contrato de tres meses con la empresa Atento? No hay forma, nosotras lo hemos rechazado, hemos alzado nuestra voz de protesta en nuestra página web denunciando este hecho tan inhumano por parte de Falabella.

Hay que tomar en cuenta que estamos en un estado de emergencia y ha habido muchos decretos y ninguno plantea que las empresas tengan la potestad de despedir a sus trabajadores, como extremo se puede llegar hasta la suspensión perfecta y ni siquiera Falabella clasificaría para esto ya que en el 2019 ha facturado 125 millones en utilidades líquidas, entonces no entendemos porque ese accionar antisindical, unilateral e impositivo por parte de la empresa hacia las trabajadoras del call center.

¿Qué medidas vienen tomando ustedes como sindicato?

Venimos denunciando estas arbitrariedades de la empresa, y ya enviamos una carta a la empresa para que retrocedan de su posición unilateral. Así mismo se tendrá que tomar la vía legal ya que por la vía administrativa, al no tener vínculo con la empresa, no nos queda nada. Parece que Falabella disfruta ver sangrar a un trabajador en estos juicios tan largos, engorrosos y con tanta burocracia, por eso despiden así a las trabajadoras en plena cuarentena, nosotras ya estamos preparando las demandas.

Leé también Saga Falabella no acata cuarentena y obliga a laborar sus trabajadores

¿En qué condiciones sanitarias se desempeñan los trabajadores/as que reanudaron su actividad?

Tenemos el caso del centro de distribución, venimos denunciando desde el 10 de abril en nuestra página web que el centro de distribución está pasando un problema latente que nos preocupa muchísimo, exigimos a Falabella que se pronuncie sobre estos casos.

En el centro de distribución ya se empezó la repartición de productos desde el día 11 de Abril, oficialmente una gran parte de los trabajadores se reintegró y nos dimos con la sorpresa de que la empresa ha declarado que el centro de distribución tiene un nivel bajo de riesgo, lo que hace vulnerables a los trabajadores, y a la empresa le da la facultad de entregarles solamente una mascarilla a la semana. Los baños los tienen muy lejos como para lavarse seguido las manos, no tienen agua cerca, lo que sí tienen es alcohol, pero, al trabajar entre tanto polvo, con el alcohol se hace un barro en las manos, es muy complicada la situación en el centro de distribución.

Los compañeros han vuelto a trabajar porque fue la disposición de la empresa, pero no les han realizado las pruebas del Covid-19 porque, este supuesto nivel de “riesgo bajo” no les exige a los empresarios tener que realizar las pruebas necesarias a todos los trabajadores, solamente vienen realizando 5 pruebas diarias aleatoriamente y, a pesar de ser tan pocas, ya hay varios casos que han dado positivo.

Nosotros hemos denunciado el sistema que tiene Falabella tan negligente e insensible con los trabajadores, queremos que nos expliquen ¿por qué cuando en un supermercado se encuentra un caso de Covid -19 lo desinfectan y mandan a sus trabajadores a cumplir cuarentena? ¿por qué no hacen lo mismo en el centro de distribución? Queremos trabajar, pero qué Falabella nos brinde lo necesario para proteger nuestra salud y pasar por una prueba de Covid-19, eso es muy importante para nosotros y es lo que estamos exigiendo.

Tenemos unas condiciones sanitarias que no son adecuadas para los trabajadores, además de los casos de Covid-19 también vemos que el sistema de higiene no es bueno porque te obligan desde que sales de casa a usar el mismo uniforme, a trabajar con el mismo uniforme, a ir al baño con el mismo uniforme, a comer con el mismo uniforme y volver a casa con el mismo uniforme. Esto a Falabella no le importa, tenemos agua, pero a 15 minutos del lugar donde trabajamos.

Yo creo que las condiciones sanitarias con las que hoy nos encontramos no son las adecuadas, más aún estando en esta emergencia y habiendo 100 mil casos de covit-19, la empresa debería hacernos la prueba.

La ministra de economía dijo que " Es importante el impuesto a la riqueza, pero no es el momento de aplicarlo porque están abocados a la emergencia”, nos preguntamos precisamente, si a pesar de estar atravesando una emergencia nacional, con despidos masivos, gente enferma, pasando hambre y tantas necesidades, ¿No es momento de aplicar el impuesto a la riqueza? ¿Ustedes que opinan sobre eso?

Sabemos que hay una brecha social muy grande y le pedimos al presidente y a la ministra de economía que existan políticas dirigidas al pueblo, más justas, hoy el pueblo expone sus vidas saliendo a trabajar porque somos un país con mucha informalidad, en el que lamentablemente la gente vive del día a día, con un bono universal que aún no llega debido a la lentitud y las deficiencias de la burocracia estatal.

Este impuesto a la riqueza se aplicaría a ganancias que han generado gracias al trabajo de las y los trabajadores y de miles de peruanos, esta gente millonaria debería pagar un impuesto a la riqueza, no estamos hablando de un impuesto qué se le va a imponer a un mediano empresario o a la gente emprendedora, estamos hablando de los grandes millonarios, de gente que ha hecho fortunas gracias al sudor de muchos trabajadores, exigimos al gobierno y a la ministra de economía que escuché al pueblo; hoy el pueblo está pasando hambre, hoy el pueblo está siendo atacado por un sistema de salud qué nos está golpeando sin tener compasión.
Sería muy bueno aplicar el impuesto a la riqueza por las condiciones que atraviesa nuestro país. Todo el sistema debería ser más humano con el pueblo, menos egoísta y sacar más decretos y más leyes, pero para beneficio del pueblo. Porque esto de decir "sí es importante, lo vamos a ver, pero ahora no porque estamos en emergencia" es totalmente contradictorio porque eso ayudaría, inyectaría a la economía de este país, necesitamos leyes equitativas con el pueblo peruano y ese impuesto a la riqueza se tiene que dar, debemos ser más humanos menos egoístas más equitativos y solidarios.

¿De qué manera se puede apoyar o contribuir con su lucha?

Estamos convencidos de la solidaridad de los trabajadores y las trabajadoras del pueblo peruano que siempre nos apoyan y hoy en plena pandemia solicitamos una ayuda solidaria, el gesto de compartir en sus redes sociales, ya que no somos escuchados por ningún medio de comunicación grande, agradecemos también a La Izquierda Diario que se ha puesto en contacto con nosotros y nos brinda un espacio en su página, eso, las familias de los trabajadores de Falabella también lo agradecen, porque somos invisibles ante un poder económico tan grande como Saga Falabella que auspicia a todos los canales de televisión y nuestra lucha nunca es escuchada, ni ante las autoridades, ni ante los grandes medios de comunicación.

Si alguna vez SUNAFIL nos ha escuchado o a volteado a vernos ha sido solo por la presión y para hacer acto de presencia, más no para ejecutar.

Le exigimos al gobierno que escuche a la parte más golpeada en esta pandemia, estamos hablando de hambre, nos estamos quedando sin empleo por el accionar de una empresa tan grandes como Saga Falabella que hasta el día de hoy sigue generando sus ventas.

Solicitamos a toda la opinión pública y a las y los trabajadores que compartan y difundan nuestra lucha desde sus redes sociales, para que esto pueda de alguna manera hacer presión al gobierno y volteen a ver no solamente a los trabajadores de Falabella, sino también a trabajadores de muchas empresas grandes qué somos ignorados y tapados por esta gran espuma del poder económico y el poder de la CONFIEP.

Leé también Medidas urgentes para encarar la crisis sanitaria en el Perú


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política