×
×
Red Internacional

Pertenecen al supermercado DIA, decidieron tomar la sucursal y arrancar los hornos para producir pan. Apelando a la solidaridad sostienen su lucha dado que les deben sueldos y amenazan con despedirlos. Un ejemplo al que hay que rodear de apoyo.

Jueves 12 de mayo | Edición del día

Esta semana los trabajadores del supermercado DIA en Palpalá decidieron iniciar un reclamo ante el aviso oral de los dueños que quedarían todos en la calle ante un eventual cambio de franquicia.

Están decididos a defender sus puestos de trabajo (que en su gran mayoría tienen más de 5 años de antigüedad). Tomaron la sucursal y ante deudas salariales comenzaron a hornear pan en el supermercado elaborando distintas variedades (bizcochos, miñones negritos, etc.)

Esta medida es para poder llevar algo de dinero a sus casas y a sus familias hasta que se resuelvan sus reclamos y así la lucha no sea derrotada por hambre. Es de resaltar que lo recaudado se reparte en forma equitativa y poniendo especial atención en los trabajadores eventuales que serían los que están en la peor situación económica.

Al mismo tiempo se comunicaron con el Ministerio de Trabajo y el Sindicato de Comercio para denunciar su situación y defender sus puestos de trabajo. Es necesario que desde el sindicato se tomen todas las medidas correspondientes en este sentido.

El martes 10 tuvieron una reunión dónde participaron la empresa, el sindicato y ministerio de Trabajo. En esa reunión la empresa se comprometió a pagar los sueldos adeudados dentro de las próximas 48 horas y plantearon que el lunes y martes de la semana siguiente se discutirá su continuidad laboral.

En la puerta del supermercado y en las redes se siente el apoyo de las familias trabajadoras de Palpalá. También contaron con la solidaridad y el aporte de bolsas de harina de los concejales Julio Mamaní (PTS) y Betina Rivero (MST) en el Frente de Izquierda Unidad. Por su parte Mamaní denunció "Desde el Municipio, que está a cargo del hijo del presidente del PJ, no se acercó nadie a brindarles apoyo y si consideramos los despidos de la propia fábrica Textil Municipal, son quienes contribuyen activamente a la desocupación y son responsables del deterioro de la situación en Palpalá"

¿Cómo no solidarizarse ante esta causa? Más aún cuando la pobreza, el hambre y el desempleo crecen en una ciudad que en sus mejores momentos llegó a llamarse “Madre de Industrias”. Estos trabajadores muestran un camino alternativo. Se pueden defender los puestos de trabajo si se organizan, se unieron entre quienes trabajan en blanco y en "negro" y recibieron el apoyo del sindicato para llevar adelante estás medidas.

Este ejemplo, muestra que los trabajadores podemos pelear por una salida favorable para las mayorías ante la crisis que estamos viviendo. Para eso es importante rodear de fuerza y de solidaridad este reclamo, unirlo al resto de los trabajadores, cómo los de la fábrica textil municipal que también levantaron la cabeza para reclamar por sus salarios y fueron despedidos, pero que hoy la están peleando, a los desocupados, a las mujeres y estudiantes para poner un freno a los ataques e ir por todas las reivindicaciones del pueblo trabajador.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política