×
×
Red Internacional

Ediciones IPS recomienda. Trotsky y el programa de transición

Ponemos a disposición el artículo “Completar el programa y ponerlo en marcha”, que forma parte de la compilación El programa de transición y la fundación de la IV Internacional. Una herramienta fundamental para los desafíos actuales de la clase obrera

Sábado 1ro de octubre | Edición del día
Ilustración: Ia Ra

El programa de transición

Fue escrito en 1938 como programa de la IV Internacional en su fundación. El capitalismo estaba en crisis, y ni el New Deal [1] en EEUU, ni el Frente Popular en Francia , ni el fascismo en Alemania iban a poder dar más salida que ir a una nueva guerra por el reparto del mundo. Transformaron al planeta en un campo de batalla donde millones de obreros iban a morir en la propia guerra, o si no, de hambre. Solo para defender los intereses de un puñado de ricos en el mundo. Los muertos se cuentan por millones: 62 los que dicen menos, más de 100 millones los que más.

Las fuerzas productivas de la humanidad se habían estancado. Bajo el capitalismo los inventos y avances técnicos no conducían a una mejora en la calidad de vida de las masas laboriosas sino a todo lo contrario, su empobrecimiento. Las direcciones del movimiento obrero, reformistas y estalinistas habían traicionado las revoluciones en Europa (la última fue en España en 1937).

Las condiciones objetivas para la revolución socialista estaban más que maduras, sin una revolución socialista, el Imperialismo iba a llevar a la humanidad a una catástrofe (y vaya que lo hizo). La importancia que tenía una respuesta obrera a la altura de la situación objetiva era crucial, es por eso que necesitaba tener una dirección revolucionaria nueva. Una dirección que no haya traicionado. Y la Cuarta Internacional se preparaba para asumir ese desafío:

“La tarea estratégica del próximo período –período prerrevolucionario de agitación, propaganda y organización consiste en superar la contradicción entre la madurez de las condiciones objetivas de la revolución y la falta de madurez del proletariado y su vanguardia (confusión y desmoralización de la generación anterior, inexperiencia de la más joven). Es preciso ayudar a las masas, en el proceso de sus luchas cotidianas, a encontrar el puente entre sus reivindicaciones actuales y el programa de la revolución socialista. Este puente debe incluir un sistema de reivindicaciones transitorias, partiendo de las condiciones actuales y de la conciencia actual de amplias capas de la clase obrera y conduciendo a una sola y misma conclusión: la conquista del poder por el proletariado” (p. 46).

La Revolución rusa y el programa de transición

En un texto de la compilación El programa de transición y la fundación de la IV Internacional, de Ediciones IPS denominado “Completar el programa y ponerlo en marcha” Trotsky plantea que los programas no surgen de la idea de un solo hombre ni surge de un día para el otro, es el resultado de la experiencia común.

En el mes de la Revolución bolchevique de 1917, en su 105 aniversario, es interesante recordar cuánto de esa experiencia revolucionaria de los obreros rusos, de los campesinos, de los revolucionarios organizados en el partido que supo conducirlos a la victoria, se plasman en el programa de transición. Decenas de consignas se pueden encontrar, dentro de las consignas organizativas por ejemplo destacan con importancia los comités de fábrica y su importancia para crear dualidad de poder al interior de la fábrica, como un paso para crear dualidad de poder en el país entero por medio de los soviets (consejos, en castellano). “El control obrero sobre la industria de guerra es el primer paso en la lucha contra ‘los fabricantes’ de la guerra”, dice en una parte, la consigna es la lucha contra el imperialismo y contra la guerra. Y me recuerda a la experiencia de los obreros de San Petersburgo y las industrias metalúrgicas reconvertidas en industria de guerra, como por ejemplo Putilov. Donde el control obrero sobre esta industria permitió luego armar a los soviets, tomar el poder y de esa manera terminar con la participación de Rusia en la guerra y romper con los compromisos del gobierno provisional para con el imperialismo.

La experiencia colectiva en la lucha de clases y más precisamente la experiencia revolucionaria transformada en conclusiones, se hace así programa (y también teoría).

Te puede interesar: La fundación de la IV Internacional: un gran logro

El partido y el programa

Me parece muy importante en este texto cómo relaciona partido y programa, donde un partido relativamente pequeño en una situación de crisis puede cumplir un papel dirigente importantísimo, con justeza política y cohesión. ¿Qué es el partido? ¿cuál es la cohesión? La vanguardia del proletariado es el partido, los obreros más conscientes, más avanzados ¿y que los une en partido? es la comprensión común de los acontecimientos de las tareas que de ellos se desprenden, esa compresión es el programa. Toda esta reflexión no es en el aire ni abstracta, sino que está vinculada a cómo debía actuar el joven partido revolucionario norteamericano que había conquistado una influencia muy importante en Minneapolis.

Un libro que nos ayuda a pensar y nos prepara para militar

Para no seguir spoileando el articulo e invitar a leerlo, solo quería mencionar como un aporte muy cualitativo la explicación de León Trotsky acerca de la afirmación del programa de transición sobre el estancamiento de las fuerzas productivas y la madurez de las condiciones objetivas para la revolución socialista.

Así como también la reflexión sobre la necesidad de completar el programa con un análisis más general de la sociedad, de la revolución, del gobierno surgido de dicha revolución (gobierno de los trabajadores) y de la transición al socialismo.

Y algo muy importante la necesidad que se haga carne en la clase para lo que hay que hacer una paciente tarea de agitación propaganda y organización. Debatir, explicar el programa, pero por sobre todas las cosas, ponerlo en marcha. Al programa de ajuste del FMI, ejecutado a rajatabla por el gobierno del Frente de Todos y apoyado por la oposición burguesa hay que oponerle uno que sea en favor de los intereses de los trabajadores y el pueblo pobre. El PTS en el Frente de izquierda plantea un programa para enfrentarlos.

También recomendamos el curso del programa de transición en el Campus Virtual de La Izquierda Diario

El Programa de Transición - Completar El Programa y Ponerlo en Marcha by Ediciones IPS on Scribd


[1El New Deal (Nuevo Pacto o Nuevo Trato) fue aplicado por Roosevelt a partir de 1933 como política para recuperar a EE.UU. de la crisis de 1929. Parte de él, consistía en un plan de obras públicas y subsidios para los desocupados con el objetivo de aumentar el consumo. Según Trotsky trataba “de salvar a la democracia imperialista por medio de regalos a la aristocracia obrera y campesina”. Aunque permitió una cierta recuperación aumentó enormemente la deuda pública del Estado y entra en crisis entre 1937-38. Un nuevo impulso surgirá a partir del cambio hacia la industria armamentística como parte de los preparativos para la guerra (War Deal).

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Política