Economía

Ucrania y Escocia alteran la confianza alemana

La debilidad de la zona euro, la incertidumbre sobre el resultado del referendo en Escocia y la amenaza de que crezcan las sanciones entre Rusia y Occidente, deprimen la economía alemana.

Miércoles 17 de septiembre de 2014

La confianza de los analistas e inversores alemanes cayó en septiembre a su nivel más bajo desde diciembre del 2012, según informa la agencia Reuters. Esto sugiere que la mayor economía de Europa estaría siendo afectada tanto por la crisis en Ucrania como por la incertidumbre que rodea al referendo en Escocia y por la propia debilidad de la Eurozona.

Según informa Reuters, el índice mensual de confianza económica del Centro de Investigación Económica Europea (ZEW, por su sigla en alemán), cayó por noveno mes consecutivo a 6,9 desde la lectura de 8,6 en agosto, mostró un sondeo publicado el martes.

Las preocupaciones por el crecimiento del Sí en el referendo de Escocia, no sólo aterrorizan a políticos conservadores, laboristas y liberales ingleses. La amenaza separatista también hizo caer la bolsa y las acciones financieras del Royal Bank of Scotland y del Standard Life, con sede en Escocia. Un eventual triunfo del Sí en Escocia, fortalecería a su vez la ambición independientista de Catalunia y sucede que al capitalismo europeo –como al capitalismo en general-, la independencia no le sienta bien. La banca se ocupó de amenazar a Escocia con su retiro si ganara el Sí y se levantan voces incluso “progresistas” como la del Nobel Paul Krugman en el diario The New York Times, agitando sobre las desventajas económicas y monetarias de una eventual separación. Evidentemente hay mucha preocupación, como señala el economista del ZEW, Frieder Mokinski, por las consecuencias que tendrá el referendo por la independencia que realizará Escocia esta semana. En este marco, el Reino Unido es además, el tercer mayor mercado de exportación de Alemania.

Otro economista del ZEW, según informa Reuters, señaló que si bien la tendencia a la baja del indicador de confianza se había frenado significativamente con respecto a previsiones anteriores, el ambiente económico sigue siendo incierto porque se mantiene la amenaza de una espiral de sanciones entre Rusia y Occidente y porque la actividad económica de la zona euro sigue siendo débil. Las tensiones entre Rusia y Occidente ya provocaron la prohibición de la compra de alimentos a la Unión Europea y a Estados Unidos, por parte de Rusia. La situación de inflación cero y crecimiento cero está abriendo la puerta a la posibilidad de que la zona ingrese en una tercera recesión dentro de la Gran Recesión, como dice el periodista Joaquín Estefanía a El País, remarcando además las tendencias a que se inicie en Europa un período “a la japonesa”.

En este contexto, la economía alemana sufrió una sorpresiva contracción de un 0,2 por ciento en el segundo trimestre, lo que llevó a advertir sobre el riesgo de recesión. A su vez el lunes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) recortó su pronóstico para el crecimiento en 2014 de Alemania a un 1,5 por ciento desde un 1,9 por ciento. Aunque el Gobierno alemán proyecta un crecimiento de un 1,8 este año, Berlín estaría previendo que la meta puede no cumplirse.






Temas relacionados

Escocia   /   Crisis en Ucrania   /   Alemania   /   Ucrania   /   Economía Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO