www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
6 de mayo de 2021 Twitter Faceboock

Opinión
Ensenada: un acto con muestras de unidad y anuncios para la tribuna
Marcia Sosa | Docente. Delegada de Suteba Ensenada

Foto: Prensa Ensenada

El distrito gobernado por Mario Secco fue la sede elegida para mostrar la foto de la unidad, luego del fallo de la corte suprema en favor del Gobierno de la Ciudad y las internas entre Basualdo y Guzmán por el esquema tarifario.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Ensenada-un-acto-con-muestras-de-unidad-y-anuncios-para-la-tribuna

Los referentes del Frente de Todos se dieron cita en un acto en el distrito de Mario Secco con motivo del lanzamiento del Programa Reconstruir, destinado a finalizar 55.000 viviendas con una inversión estimada de 110 mil millones de pesos.

El eje del acto giró en torno a la disputa con la corte suprema y con la oposición de derecha. El primero en referirse al asunto fue el gobernador Axel Kicillof que, haciendo referencia al conflicto por el dólar futuro, planteó que la intención de la utilización de estos métodos es “modificar el curso de las decisiones de un Gobierno democráticamente elegido”.

No es nueva la sobredimensión que hace el Gobierno de la oposición y de la presión de los grandes empresarios que marcan el rumbo de sus decisiones.
Porque es así como se escudan en que no es posible tomar un rumbo diferente y pretenden que de esa forma los trabajadores y el pueblo compren las migajas que ofrecen.

Sin embargo, el último mes demostró el hartazgo de diversos sectores que salieron a luchar por sus puestos de trabajo y condiciones laborales frente a la inactividad cómplice de sus direcciones sindicales.

Una unidad atada con alambres

Por su parte, Alberto Fernández hizo hincapié en la unidad de su frente. Sin embargo, la realidad del último año y medio y la interna entre Guzmán y Basualdo por el tema de las tarifas, muestra una coalición que no ha podido unificar un rumbo común.

Pero pese a las diferencias, si de proyecto de país hablamos, todos se disciplinan en lo esencial. Es decir, ninguno cuestiona el pago de la deuda externa ni que, en última instancia, los servicios de luz, gas y agua sigan en manos de empresas privadas mientras los trabajadores siguen pagando los costos de la crisis.

Derecho a la vivienda, un sueño eterno

Axel Kicillof también se mostró preocupado por el tema de la vivienda. Planteó que “se le estruja el pecho al ver los esqueletos de las viviendas iniciadas hace cinco años”. Y además, agregó, polemizando con la oposición de Cambiemos que “55 mil viviendas han quedado a medio hacer, número muy parecido al crédito que le pidieron al Fondo Monetario Internacional”, una analogía poco felíz, considerando el compromiso del Frente de Todos con el pago de la deuda odiosa macrista y su consecuencia en el desfinanciamiento a la ayuda de los que menos tienen.

Incluso, al día de hoy, el Gobierno provincial no cumple con los subsidios que prometió hace ya cinco meses a las familias de Guernica. Los vecinos de la Asamblea Permanente de Guernica hicieron pública una carta donde exigen el cumplimiento del pago de estos subsidios de $30.000, mientras continúan la organización junto a otros sectores en lucha por tierra y vivienda. La urgencia de este reclamo se hizo sentir muy fuerte al inicio de la pandemia y todavía no existen políticas mínimamente acordes para enfrentar el problema. Todo lo contrario, tal como pasó en el desalojo de las familias a lo largo de toda provincia, se privilegian los negociados inmobiliarios de los privados.

Si se ponen en dimensión los números, cuesta creer que el evento de hoy haya tenido algo que ver con esta problemática. Según el Censo Nacional de 2010, el déficit habitacional alcanza 3,5 millones de viviendas: comprende a 1,3 millones de viviendas faltantes y 2,2 millones de viviendas que no proveen a quien la habita las condiciones mínimas para mantener un nivel de vida digno. Además, la mayoría de estos créditos y programas están destinados a la población que cuenta con un empleo formal o ocupación independiente formal, o que cuenta con un terreno en donde poder construir.

A esto se le suma que, con la crisis, muchas familias no pueden pagar los alquileres y ya no rige el decreto que prohibía los desalojos.

El programa Reconstruir, así como otros créditos anunciados por el Gobierno como el Casa Propia no son suficientes para cubrir el déficit habitacional y están lejos de garantizar el derecho a la vivienda de la población. Guernica y otras tomas de tierras pusieron en evidencia esta realidad el año pasado.

La unidad que necesitamos

El Gobierno pudo tener la foto de la “unidad”: Cristina, Alberto, Axel y Sergio. Pero los anuncios fueron para la tribuna. Detrás de discursos encendidos contra los liberales y la justicia, todas las medidas que anunciaron con la intención de mostrarse gobernando para el pueblo, son completamente insuficientes ante la crisis económica, sanitaria y social por la pandemia, pero que viene de años de una economía atada al FMI y el imperialismo que este gobierno no se propone revertir.

La unidad que necesitamos las y los trabajadores es la que surge desde abajo y debe coordinar las peleas de los trabajadores de la región que defienden el Astillero Río Santiago, que pelean en defensa de la escuela y salud públicas como los docentes del combativo Suteba Ensenada y los equipos médicos en los hospitales de la zona; y la juventud precaria que deja su cuerpo en empresas tercerizadas para las grandes multinacionales como YPF, Siderar y Oxbow Copetro.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
[email protected]
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá