×
×
Red Internacional

Continua la derechización del gobierno.Pedro Castillo se reunió con Jair Bolsonaro en Brasil

Tiempo estimado 3:16 min


La reunión de Pedro Castillo con el ultra conservador Jair Bolsonaro hace parte del acelerado viraje derechista del presidente peruano. De esta manera Castillo le hace un gran guiño, no solo a la ultra derecha peruana que tiene presencia en el Parlamento y que próximamente definirá el futuro del gabinete Valer, sino también se acerca a los sectores más reaccionarios del espectro político continental.

José Rojas

Militante de la Corriente Socialistas de las y los Trabajadores "CST" de Perú

Viernes 4 de febrero | 03:34

El gobierno de Pedro Castillo viene atravesando por una seria crisis política que lo obligó a constituir hace pocos días atrás un nuevo gabinete ministerial, el cual se convierte en el tercero en solo 6 meses, que es el tiempo que lleva como presidente de la República.

En este último tramo de su frágil gestión gubernamental, Castillo ha optado por acelerar su acercamiento a los sectores más conservadores y de ultra derecha del país. Esto ha quedado graficado en la composición de su nuevo gabinete, donde priman personajes reaccionarios y anti derechos como el mismo Premier o su nueva ministra de la mujer, además de los ministros del Interior y Defensa, así como neoliberales convictos y confesos como el nuevo ministro de Economía o la ministra de Energía y Minas.

El temor a ser vacado por un Congreso que le es hostil - a pesar que el presidente renunció desde el primer día de su mandato a todas sus promesas de campaña - parece ser la razón de fondo que estaría llevando a Castillo a acelerar su proceso de derechización. Esta derechización del autodenominado “gobierno popular” no es nueva, ya que, desde que inició su gestión, Castillo ha mantenido el piloto automático neoliberal en materia económica y ha renunciado sin luchar a la posibilidad de cambiar la constitución vía una Asamblea Constituyente.

Lo nuevo es que, este proceso de derechización se ha profundizado de manera muy significativa en estas últimas semanas, al grado tal que Castillo, para mostrarse más dúctil a los grupos de poder, no ha tenido mejor idea que deshacerse de la complaciente centro izquierda dirigida por Verónika Mendoza, quienes se han quedado sin ministerios.

Es en ese contexto que su viaje a Brasil y su reunión con nada menos que Jair Bolsonaro, y todo lo que este personaje significa para los sectores reaccionarios del continente, le sirve a Castillo y a su entorno para tratar de “convencer” a la derecha y la ultra derecha peruana, de que él puede ser su aliado desde el ejecutivo. Con sus abrazos a Bolsonaro, Castillo le estaba diciendo al fujimorismo y a las otras fuerzas conservadoras del país que, ahora el presidente está dispuesto a ir hasta donde tenga que ir con tal que le permitan quedarse en el gobierno.

La reunión entre Pedro Castillo y Jair Bolsonaro en Brasil, no fue entonces un mero viaje protocolar donde, como dice alguna prensa afín a Castillo, “los presidentes se despojaron de sus ropajes políticos e ideológicos”, sino todo lo contrario, este fue un acto muy político y muy ideológico donde Castillo le dijo a la opinión pública internacional que ya nada quedaba de ese profesor rural de la primera vuelta que hablaba de luchar porque no hayan “más pobres en un país rico”.





Temas relacionados

Pedro Francke   /    Pedro Castillo   /    Política Perú   /    Congreso de la República del Perú   /    Congreso peruano   /    Perú   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias