×
×
Red Internacional

Luz y Gas.Tarifas, segmentación y confusión: incertidumbre para los usuarios

Tiempo estimado 5:17 min


El gobierno anunció por DNU hace una semana los aumentos tarifarios y la segmentación, pero falta información y los usuarios siguen en la incertidumbre. Contradicciones y desmentidas en el oficialismo. Poner la carga en los usuarios de servicios esenciales que no deberían regirse por la ganancia de las empresas.

Viernes 24 de junio | 10:50

El jueves pasado el gobierno publicó el DNU donde formalizó los aumentos de tarifas de gas y luz y detalló cómo será la segmentación. Sin embargo quedaron más preguntas que respuestas sobre su implementación, y el gobierno sigue sin dar respuestas claras.

Te puede interesar: Confirman la segmentación de tarifas: otro pedido del FMI

El gobierno había anunciado que los aumentos iban a llegar con las boletas de agosto (por el consumo del bimestre junio y julio), pero todavía hay muchos agujeros. La vocera presidencial dijo este jueves que “Hasta tanto no se implemente la segmentación de tarifas, van a seguir las tarifas que están vigentes ahora". Fuentes del oficialismo aseguran ahora que el proceso de cruce de datos puede llevar alrededor de tres meses entre el anuncio y la implementación.

En el Decreto 332 se establecieron tres segmentos para diferenciar la quita de subsidios y el nuevo cuadro tarifario: los de más altos ingresos (que pagarán tarifa plena en forma progresiva hasta fin de año), los de menores ingresos (aumentos del 20% en 2022), y un sector intermedio.

Pero para identificar a cada segmento el gobierno anunció que todos los usuarios deberán inscribirse en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), inclusive jubilados y jubiladas, y beneficiarios de programas sociales. Será como una declaración jurada en la que se deberán detallar los ingresos. La página web está pero aún no está habilitada la inscripción que se suponía que tenía que estar disponible esta semana. Tampoco hay información suficiente ni hay una difusión acorde del gobierno. Según la norma, quien no se inscriba en el RASE, dejará de recibir subsidios inmediatamente y pasará a pagar la tarifa plena. Quienes sí se inscriban, no recibirán el aumento del primer segmento en lo inmediato, pero sus datos serán verificados por el Ministerio de Economía.

Para quienes alquilan deberán explicitar que son titulares del servicio de la vivienda, ya que en muchos casos las propiedades están a nombre de los dueños y eso puede generar más complicaciones para las y los inquilinos. De no inscribirse, pueden terminar en un segmento que no se corresponde con sus ingresos y recibir aumentos de tarifas más altas. Aunque el gobierno tampoco informa de cuánto serán exactamente los aumentos en cada segmento, se estima que quienes queden en el primero deberán pagar tarifas multiplicadas por tres a fin de año.

El gobierno decretó la segmentación y los aumentos, pero sin la información para diferenciar los hogares. Ponen la responsabilidad sobre las y los usuarios que deberán inscribirse en el RASE, aunque no solo no brindaron la información correspondiente sino que todavía no habilitaron la inscripción en la página web.

Una prueba de que el gobierno sacó a las apuradas la segmentación para cumplir con las metas que acordó con el FMI de reducir subsidios. Los perjudicados son las y los usuarios que siguen en la incertidumbre, en un contexto de alta inflación y salarios bajos. Se trata de servicios esenciales que no deberían ser un negocio, sino un derecho. A pesar de las diferencias que muestran públicamente en la interna del Frente de Todos, en lo que sí tienen acuerdo es en dejar intactas las privatizaciones heredadas de los `90.

Te puede interesar: Usuarios de luz y gas deberán inscribirse en un registro para seguir teniendo el subsidio

Los cortocircuitos en el Frente de Todos que solo aportan más confusión

Este jueves, se sumó otro capítulo de confusión por las internas en el oficialismo, que no hacen más que aportar a la incertidumbre a las y los usuarios.

Este jueves 10.30 iba a realizarse una reunión para dar algunos detalles sobre la implementación de la segmentación. El Consejo Federal de la Energía Eléctrica, presidido por el secretario de Energía Darío Martínez, había enviado la invitación a todos los representantes sectoriales de las provincias. El encuentro iba a estar a cargo de Santiago López Osornio, subsecretario de Planeamiento Energético, que es un funcionario ligado al ministro Martín Guzmán y diseñó el nuevo esquema tarifario.

Sin dar explicaciones, la reunión fue suspendida, generando malestar y más confusión. Lo curioso fue que la vocera presidencial, Gabriela Cerruti, la había confirmado en su habitual conferencia de prensa de los jueves en la Casa Rosada. Cerruti dijo, unas horas antes del horario de convocatoria, "Habrá más precisiones, y es el encargado (por López Osornio) de darlas, así que las podrán seguir por allí".

El Frente de Todos está preso del acuerdo con el FMI y de las privatizaciones que no está dispuesto a tocar. Así, los servicios públicos están sometidos a la ganancia empresarial. El sistema energético nacional tiene que estar bajo gestión y control de los trabajadores y técnicos, que voten los órganos de dirección y administración. También tiene que incluir la participación de comités de usuarios populares.





Temas relacionados

Luz   /    Gas   /    Aumentos   /    Tarifas   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias